Páginas vistas en total

miércoles, 11 de abril de 2018

High Reeper : el peso del martillo de cromo


Durante 2017 se creó una gran expectativa alrededor de una banda de Delaware radicada en Philadelphia. Varios medios electrónicos especializados en el heavy metal al estilo setentero redactaron grandes reseñas sobre su EP, material que sirvió para fundar grandes esperanzas en el quinteto norteamericano. Sin embargo, todo fue develado hasta marzo de 2018 cuando fue publicado finalmente su explosivo álbum debut de manera homónima: High Reeper.

El grupo se formó originalmente en 2016 con la intención de crear un grupo concentrado en el trabajo de estudio, por lo que se dedicaron a grabar maquetas en su pequeño local de grabación llamado Delwood; pero los sorprendentes resultados llenos de intensidad y energía los convencieron a presentarse en directo dentro del circuito de bandas de retro-rock y stoner de Philadelphia. De manera inmediata, la banda norteamericana formó parte del selecto grupo de bandas que rescataban el proto-doom y el hard rock como medio de expresión y deleite musical como Orchid, Freedom Hawk, Duel, Brimstone Coven, Demon Eye, Beastmaker o Salem's Bend.


High Reeper está conformada por Pat Daly y Andrew Price en las guitarras, Napz Mosley en la batería, Zach Thomas en las vocales y Shane Trimble en el bajo. Con esta alineación publicaron a mediados de 2017 su primer EP, un material rabioso que recuperaba la potencia de los primeros instantes que dieron origen al doom y al heavy metal en los años setentas, un disco que atrajo los tímpanos de los amantes del hard rock vintage con deseo de agitar la cabellera.

Si el estruendo del material era notorio, el transportarlo a los escenarios lo convirtió en una granada de fragmentación que explota por todos lados. Por si fuera poco, los infecciosos temas fueron alimentados con la presencia de la banda en vivo, provocando al mismo tiempo una reacción en cadena hasta llamar la atención de la gente y los medios especializados. Ante la gran expectativa generada, High Reeper firmó con la disquera italiana Heavy Psych Sounds Records de Gabirele Fiori (vocal y guitarrista de Black Rainbows y Killer Boogie) para publicar su álbum debut y realizar una gira por Europa.


Fue hasta marzo de 2018 cuando High Reeper fue presentado de manera íntegra, un disco de nueve tracks que demuestran la influencia del quinteto norteamericano por los eternos Black Sabbath y su estilo de múltiples ritmos que cambian de velocidad para crear tétricos ambientes y melodías adictivas. Bajo esta premisa, nos encontramos con un disco rico en temas infecciosos que van desde el proto-doom fundamental que escuchamos en la fumada "Weed & speed", el hard rock frenético de la impresionante "Soul taker" hasta los primeros pasos del heavy metal como en la fuerte melodía de "Friend of death", aderezado con algo de fuzz de la escuela stoner noventera que se disfruta en la inaugural "Die slow".

La experiencia adquirida por la banda en sus prácticas en Delaware llevó a High Reeper a grabar por ellos mismos su álbum debut en los TTR Studios de Philadephia, siendo el responsable técnico de producción, ingeniero de sonido y mezcla el propio Shane Trimble, bajista del grupo. Su gran trabajo en los controles queda demostrado en "Chrome hammer", tema de guitarras afiladas que se suman al unísono para crear una muralla de sonido impenetrable que desgarra los oídos mientras la batería golpea sin piedad y el bajo eléctrico repta por el suelo con figuras que recuerdan por momentos al gran Geezer Butler. La canción nació a partir de su título, pues a su alrededor se creó la música y las líricas, lo que terminó en una demoledora melodía que pega fuerte y deja resonando su estridencia por varios segundos tras el choque sobre los tímpanos. Su riff asesino de manera inmediata sueltasu veneno por las venas para arrastrarnos a un denso viaje de guitarras afiladas, insistentes escalas que rompen con el ritmo y duelos entre los instrumentos al más puro estilo de aquellas bandas de hard blues de finales de los años sesentas.


Con un trabajo visual vintage que de manera inmediata nos recuerda al Black Sabbath presentándose en la televisión europea bajo efectos psicodélicos, High Reeper presentó el video promocional de "Chrome hammer" en feberero de 2018. En sus anaranjadas imágenes podemos observar a la banda interpretando el tema entre chamarras de cuero, guitarras Gibson y sendos amplificadores Orange, con la plena intención de demostrar el poder del grupo en directo más allá del refugio de los estudios de grabación. La capacidad interpretativa se reflejada entre luces multicolores y juegos visuales que logran remontarnos en aquel pasado donde el hard rock sembraba su fértil semilla.


High Reeper ha anunciado su gira europea que llevará acabo durante abril y mayo de 2018 por Italia, Alemania, Suiza y Austria, la cual les permitirá compartir escenarios con King Buffalo y Heavy Temple. Cuero, hierba, alcohol y rock explotando con toda su energía que recupera aquel primer metal directo lleno de guitarras crudas y melodías adictivas que construye atmósferas mágicas y obscuras. La banda ha confirmado las esperanzas sembradas en ella, ahora nos toca a nosotros no perderles la pista porque seguramente nos darán muchas sorpresas en un futuro muy próximo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario