Páginas vistas en total

jueves, 22 de marzo de 2018

Heavy Tiger : alto voltaje femenino desde Suecia


Tres chicas suecas enfundadas en brillantes uniformes y tenis Converse lanzaron hace un año un álbum energético y directo que bien podríamos calificar de explosivo, un power-trio femenino obsesionado con el hard rock clásico heredero del glam y el pop-punk que buscaba la forma de consolidar su estilo para ganarse un nombre dentro de la impresionante escena musical de su país natal. Ha llegado el momento de hacer una retrospectiva para analizar lo alcanzado por Heavy Tiger tras la primera vuelta al sol de su Glitter y saber de qué están hechas sus integrantes...

Heavy Tiger nació en Estocolmo durante 2010 por el deseo de la guitarrista y vocalista Maja Linn Samuelsson, la bajista Sara Frendin y la baterista Astrid Carsbring de hacer una banda de rock inspirada en la energía de Kiss, la composición de Thin Lizzy y la imagen de The Runaways. Tras algunos años de trabajo arduo, la banda logró publicar un EP en 2013 a través de la pequeña disquera española Ghost Highway Records inspirado en el estilo probado de The Hellacopters, mismo que les sirvió de plataforma para obtener diversas oportunidades en distintas partes de Europa.


El álbum debut de las chicas salió a la luz en marzo de 2014 bajo el nombre Saigon Kiss por medio de la discográfica alemana High Roller Records. Uniformes entallados rojos y rock n' roll sencillo se convirtió en la fórmula ganadora que llevó a Heavy Tiger a obtener un lugar entre las mejores bandas de hard rock en Escandinavia y hasta tener la oportunidad de visitar Japón y Vietnam. Sin embargo, tras el éxito obtenido ahora era tiempo de dar el siguiente paso.

Con un trabajo de estudio realizado por Gustav Ydenius y Rikard Löfgren, Heavy Tiger registró su segunda placa, misma que publicada en marzo de 2017 por medio de Wild Kingdom Records. A diferencia de su debut, el power-trio creó un disco mucho más agresivo que de manera inmediata nos remite a lo hecho por otras bandas suecas como Honeymoon Disease y Spiders, aunque quizá es obvia la influencia de los míticos The Hellacopters gracias a la participación de Nicke Andersson en la grabación de "Devil may care", tema que cierra el material. 


Glitter es un disco con un sonido que se mantiene durante sus once tracks, pero las chicas suecas logran imprimir en cada uno de ellos elementos distintivos para no convertirlo en una obra tediosa y repetitiva. A la luz del tiempo transcurrido, el segundo álbum de Heavy Tiger no termina de posicionar al grupo como un referente sueco del nuevo hard rock, pero nos ofrece varios temas memorables que nos sirven de referente para lo que podría ser en un futuro próximo (siempre y cuando las hermosas tigresas deciden recorrer dicha senda).

Bajo una estética obviamente glam al más puro estilo del Ziggy Stardust de David Bowie, las tres chicas de Heavy Tiger toman una personalidad: Maja toma la estrella para covertirse en la líder indiscutible de la banda, Sara recibe el rayo cósmico que cimbra los cielos con su grave poder y Astrid surge del fuego como señal de la energía más primitiva. Las tres esencias se hacen sentir en cada tema del Glitter para llevarnos por la buena vibra de "Shake me" con sus guitarras directas sin contemplaciones, por la energía necesaria para llenar las neuronas como lo demuestra "Felin feeling" con su fabuloso solo de guitarra, y por los juegos vocales de "The only way is up" que confiesan el siguiente objetivo de la banda.


El segundo disco del trío de Estocolmo arranca de manera meteórica por medio de "I go for the cheap ones", breve tema de tan solo dos minutos y medio que muerde para no soltar. Su ritmo nos obliga a mover el pie a su ritmo mientras coreamos su estribillo junto con la banda, su melodía se impregna como diamantina a la piel mientras caemos enamorados ante la belleza de las tres interpretes. La influencia de Nicke Anderson al mando de The Hellacopters o sus Imperal State Electric es innegable, pero Heavy Tiger logra darle un toque personal cuando la frenética canción alcanza su puente para otorgar un cambio de velocidad por medio de sensualidad luego de ofrecernos algunos segundos de base rítmica a fuerza de bajo y batería.  

Con un trabajo visual realizado por Emil Klinta a través de Our Man Klin Productions, la banda presentó el video para "I go for the cheap ones" para acompañar el lanzamiento de Glitter. Un lindo tigre de peluche sobre un iluminado amplificador Orange nos dan la bienvenida para ver a las integrantes de Heavy Tiger brillar frente a la pantalla sobre un fondo negro e intensa iluminación; alto voltaje femenino mientras el rock n' roll directo sale por los parlantes.

 ¿Pero quieren saber cómo se escucha el tema en vivo? Aquí les va una prueba...

Si nos quedara alguna duda de los logros obtenidos por Glitter tras un año de su lanzamiento, bien podemos escribir que la banda fue nominada en el prestigiado evento Gaffa-Prisen 2018 que premia a lo mejor de la música popular de Suecia (tres categorías: mejor banda del año, mejor disco de hard rock del año y mejor acto en vivo del año), además de participar en el reconocido Rockpalast Crossroads Festival que se lleva acabo en Alemania. Aun así, la banda se encuentra en un receso para recargar pilas y componer nueva música para su siguiente entrega, por lo que muy pronto tendremos noticias de Heavy Tiger...



No hay comentarios:

Publicar un comentario