Páginas vistas en total

sábado, 30 de diciembre de 2017

Manthrass : sin tropiezo hasta las estrellas


El hombre ha utilizado al tiempo como una forma para medir la duración entre diversos acontecimientos, haciendo de esta manera que en la vida existan momentos decisivos o significativos. Según escribe el filósofo Byung-Chul Han en El aroma del tiempo, la técnica moderna ha provocado que el tiempo de vida ya no se estructure en cortes, finales, umbrales ni transiciones. Sin embargo existen algunos que tienen claro la necesidad de cerrar ciclos para mantener una línea narrativa en sus historias propias.

Hacia el final de este 2017, la banda argentina Manthrass ha decidido colocar un broche final a todo aquel periodo que significó Blues del destino, un hermoso material de hard blues en español publicado en septiembre de 2015 (reseña-review). Ha llegado el momento de dar vuelta a la página y escribir un nuevo episodio. Teniendo como único límite al manto cósmico, la banda de Buenos Aires sigue el sendero establecido por una constante carrera de rock valvular para crear su siguiente capítulo musical más allá de cualquier presión temporal o tendencia sonora ajena a su estilo personal.


Gracias a su insistencia y tenacidad, Manthrass ha colocado su nombre entre los mejores exponentes de la última década del hard blues eléctrico argentino heredero de Pescado Rabioso o Pappo's Blues. Sin embargo, el trío formado por Mariano Castiglioni (guitarra y voz), Ángel Rizzo (bajo y coros) y Federico Martínez (batería y coros) no se ha quedado al resguardo del cálido cobijo del pasado glorioso para en un salto al vacío del crecimiento y la libertad compositiva, crear un material propio que no olvida a sus maestros pero que se permite explorar nuevos terrenos.

La promesa está hecha para marzo de 2018... Manthrass publicará su siguiente álbum bajo el nombre de Mapa estelar, material que ha sido trabajado con esmero y paciencia durante 2017 bajo la supervisión técnica de Damián Colaprette entre las consolas de audio y las paredes del Zar Estudio. Pero la apuesta es ambiciosa: subir un peldaño más para alimentar con hard rock de tintes progresivos al blues electrificado de sus orígenes, permitiéndose así ampliar su gama de posibilidades sonoras que agradecerán sus capacidades interpretativas.

Foto: Santi Sombra
Por lo pronto, el primer pedazo del Mapa estelar ya se encuentra girando en la órbita terrestre. El 12 de diciembre de 2017 ha sido lanzado a la estratósfera el single "Paso firme" a través del sello Buscando Records. Este adelanto tiene por objetivo mostrarnos el avance de la banda hacia nuevas sendas por medio de un tema simplemente infeccioso gracias a su estribillo adictivo y una melodía contundente que claramente semeja a una marcha segura a pesar de la incertidumbre que rodea lo desconocido, lo novedoso y lo peligroso.

La noche perlada de estrellas es fría y misteriosa. No hay guía, no hay sol y aun no hay un propósito definido. Sin embargo ello no frena el avance, el ciclo continúa en pos de alcanzar su meta final. El ruido alrededor puede aturdir, la visión se nubla y los sentidos comienzan a fallar. Quizá el deleite se encuentra en el camino recorrido y no en llegar al destino, el goce por el viaje realizado más que en el fin alcanzado. Mas todo se reduce a la persistencia, aquella insistencia por mantener el paso firme para escapar de los horrores, las distracciones y los errores que hacen perder el avance y petrifican al ser en un estadio permanente e irremediable.


"Paso firme", tema completo desde la página de Bandcamp del grupo:
 https://manthrass.bandcamp.com/

Manthrass ya nos había hablado de alcanzar su destino y aquel remanso marítimo en su disco pasado, pero ahora la banda argentina le otorga el valor necesario al río, al transcurso que es necesario recorrer, al camino aferrado que se debe mantener contra viento y marea. Más allá del melancólico blues que anhela lograr lo deseado, el sonido se hace fuerte e insistente para demostrar que para llegar primero es necesario iniciar el paso y contener el avance frente a las vicisitudes que las circunstancias construyen. Al final del recorrido, la única frontera que se debió cruzar es la que uno mismo impone.

Los instrumentos se unen en un desfile directo y sin desviaciones. La guitarra llora por momentos, pero la batería mantiene la marcha con insistencia mientras el bajo nos ofrece un soporte necesario que recuerda que nuestros pies están aún sobre la tierra. Sin embargo, el sentimiento y los pensamientos se elevan hasta el cielo nocturno. Sin freno, nuestro paso es firme con una intensión clara: escapar de todo aquello que no deseamos.


El compromiso está firmado, nuestros tímpanos esperan con ansiedad la fecha marcada y ahora sólo es necesario dejar que cada grano de arena caiga sobre el cristal del reloj de la promesa. Mientras termina el conteo para el despegue final del Mapa estelar, una y otra vez se escapa por los parlantes el "Paso firme", tema que desde ya se ha convertido en un himno poderoso que nos incita a levantar la mirada, a enfrentar al universo y a iniciar nuevamente el trote que suspendimos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario