Páginas vistas en total

lunes, 16 de octubre de 2017

Thermate : cuando las arenas del desierto cubrieron Finlandia


Cuando pensamos en Finlandia, inmediatamente llegan a la mente las imágenes congeladas de los impresionantes paisajes de Escandinavia y la maravillosa arquitectura de sus ciudades. Sin embargo, cuando pensamos en su música en pocas ocasiones tenemos la oportunidad de encontrarnos con el rock que se hace allá, de no ser varias bandas cercanas a los diversos caminos del metal como Stratovarius, Children of Bodom, Apocalyptica o Nightwish. Al rascar dentro de las dunas del stoner desértico, hoy tuvimos la suerte de encontrarnos con un gran ejemplar finés digno de compartir con el mundo: Thermate.

A las orillas del lago Kallavesi se encuentra la pequeña ciudad de Kuopio, capital de Savonia del Norte. A los pies de la famosa Torre Puijo y en los bosques que la rodean, un quinteto de jóvenes formaron una banda a principios de 2012 con la intención de mezclar el hard rock de principios de los 70's con el rock desértico de los años 90's que a la postre daría origen a lo que hoy conocemos como stoner. Utilizando como nombre aquella reacción química pirotécnica que bien se puede utilizar en la soldadura que une los rieles ferroviarios como en granadas militares, el grupo se bautizó con un palabra que reuniera en sí misma fuerza, explosividad y unión.


Thermate está integrado por las ásperas guitarras de Mikko Väätäinen y Juuso Honkanen, el profundo bajo de Jere Tirkkonen, la insistente batería de Kimmo Partanen y la penetrante voz de Arthur Thure; quienes en conjunto logran crear sonidos envolventes que como tormentas de arena nublan todo a nuestro alrededor hasta acabar con todo lo que está a su paso. A pesar de esta furia sonora, la banda se permite realizar uno que otro viaje lisérgico como si se tratara de alguna alucinación derivada por el asfixiante sol del desierto.

Delimitado entre estos dos parámetros sonoros, la banda finlandesa establece su estilo para transportarnos a las dunas californianas y hacernos olvidar los nevados parajes escandinavos.  Otros grupos de dicho país han utilizado al stoner como plataforma para su concepto sonoro, pero lo han mezclado con otros géneros para personalizarlo como Laserdrift con el heavy psych y Elephant Bell con el rock alternativo. Sin embargo, Thermate se refugia en el rock desértico de la escena californiana de Palm Spring y en los primeros momentos del hard rock y el proto-doom.


Lo primero que supimos del quinteto fue a través del lanzamiento de su primer EP titulado Off the hades, el cual fue lanzado en mayo de 2016 con cuatro temas basados en riffs definidos de hard rock obscuro y crudas figuras que ya mostraban algunas tendencias stoner. Sin embargo, no fue hasta su segundo EP llamado Black desert highway publicado en marzo de 2017 donde el sonido árido atasca las bocinas para ofrecernos la desolación, la insolación y la ilusión del desierto.

Este segundo EP arranca con una misteriosa y abandonada introducción que inmediatamente nos remite a pueblos fantasmas y bolas de pasto seco cruzando las solitarias carreteras. Sin embargo, el material se convierte en una impenetrable muralla de sonido que rasga los tímpanos como lo que podemos escuchar en el tema que le da nombre al disco o en "Bullets on the feed" con todo y sus monótonos ritmos que denota cansancio y hartazgo. Aunque "The last stand" se mantiene con la misma lógica auditiva, pero poco a poco se va transformando en una épica melodía de proporciones colosales que juega con los tiempos y las figuras, ofreciendo al mismo tiempo una prueba de la gran calidad interpretativa de la banda.


El tema más incendiario del Black desert highway es "Pipe dream", track que golpea sin piedad gracias a su velocidad sostenida que simula a un poderoso V8 corriendo por algún camino rodeado de dunas y cactus. Sobre el hirviente asfalto rueda a salvajes kilómetros por hora un riff áspero que rasga las bocinas y se impregna a la piel como la sal y el sudor. Coraje y rencor transpiran por las furiosas líricas mientras los instrumentos construyen diversas figuras por medio del poder del fuzz, pues cuando creemos que el tema no puede ofrecernos algo más, nos encontramos con un  mágico puente musical donde un distorsionado bajo eléctrico toma el control hasta hacer temblar la tierra bajo nuestros pies.


Dos bellas mujeres desnudas sostienen el espejo que refleja aquel camino abandonado a la mitad del desierto mientras el cosmos cae ellos sin compasión ni freno. La ilustración hecha por el guitarrista Jusso que sirve de portada al Black desert highway inmediatamente nos ubica en el punto de referencia que Thermate utiliza como inspiración, pero al mismo tiempo logre ser un gancho a la vista que despierta el deseo por saber qué es lo que guarda en su interior.

Ahora es el momento de saber cómo se escucha la banda sobre el escenario más allá de lo logrado al calor del estudio Tonehaven y el cuidado técnico de Tom Brooke. Por lo pronto ellos se encuentran recluidos en su país con la intención de hacerse de un reconocimiento local, sin embargo la penetración de las redes sociales han llevado al nombre de Thermate hasta los más inimaginados puntos del planeta. Ojalá y pronto tengamos nuevas noticias discográficas con las que podamos confirmar que este quinteto de Kuopio es la mejor banda de stoner de Finlandia...



No hay comentarios:

Publicar un comentario