Páginas vistas en total

miércoles, 18 de octubre de 2017

Old Man's Will : un recuerdo para el hombre problemático


El mundo del rock n' roll es más difícil de lo que parece. Entre grabaciones y giras, la vida personal queda a un lado para dedicar el mayor tiempo posible al proyecto musical con la intención de llegar a la mayor cantidad de tímpanos posibles. Sin embargo, el camino es difícil y en muchas ocasiones se tienen bajas inevitables. Hace poco nos enteramos que parte de los integrantes de los suecos Old Man's Will abandonaban a la banda para dedicarse a otras cosas más allá de la música, dejando en suspenso el futuro del grupo. Por lo anterior, decidimos escribir brevemente sobre lo que había sido este cuarteto hasta unos meses y sobre su próximo futuro.

A principios de 2012, cuatro jóvenes de Umeå, Suecia crearon un grupo donde pudieran hacer hard rock como el que se grababa en antaño, de aquel con algún toque del blues eléctrico setentero. De esta manera nació Old Man's Will a través de la amistad y la química musical de Gustav Kejving en la batería, Benny Åberg en las vocales, Tommy Nilsson en el bajo y Klas Holmgren en la guitarra eléctrica. 


Tras un par de años de ensayos, pequeñas presentaciones y esfuerzos, la banda logró publicar su homónimo álbum entre octubre de 2013 y marzo de 2014. En aquel primer trabajo discográfico podemos disfrutar a un grupo clavado en el hard blues vintage que recuerda por instantes a las primeras alineaciones del Deep Purple revestido con algunos toques del nuevo siglo como lo hecho por Kamchatka. Sus diez temas nos van sumergiendo en su estilo somero que se distingue por la pulcra interpretación y la peculiar voz de Benny Åberg.

En octubre de 2015 presentaron su segundo material titulado Hard times-Troubled man a través de la reconocida disquera RidingEasy Records, disco con mayores matices musicales caracterizados por un incremento de intensidad y sentimiento. Al blues y el rock pesado se suman algunos momentos funky y pop que en conjunto logran abrir el horizonte sonoro de la banda. Desde que escuchamos la desgarradora guitarra de "Fools" con ese ligero sabor que recuerda "Highway star" de Deep Puple, sabemos que tenemos frente a nosotros un disco poderoso. El blues más profundo lo encontramos en "Ratking" y  en "Another seven days", pero si lo que buscamos es una descarga energética con incisivas melodías en necesario acercarse a "How could you know?" o a "Got it", aunque los juegos rítmicos de "Easy rider" nos demuestran las nuevas posibilidades compositivas del grupo.


Una muestra de lo alcanzado por Old Man's Will en este segundo disco es "Troubled man", tema que sirvió de sencillo promocional gracias a su riff certero y su ritmo cortante que inmediatamente logra la atención de los escuchas. Bajo un esencia zeppeliana innegable, la banda juega con los tiempos para crear un track infeccioso que corta como navaja en cada acorde pero que al mismo endulza con su estribillo pegajozo y un puente lleno de blues que permite un ligero duelo instrumental místico lleno de intensidad. Cuatro minutos perfectos que encapsulan el alma de Old Man's Will, ideales segundos que demuestran la capacidad interpretativa de una buena banda de hard blues vintage.


Para redondear el lanzamiento de "Troubled man" como single, la banda presentó un trabajo visual promocional a través del canal de YouTube de la disquera RidingEasy Records. Dicho video nos muestra la imagen "hipster" de los integrantes de Old Man's Will quienes interpretan el tema mientras son grabados en viejas consolas de carrete abierto y observamos cómo se registra el evento en antiguos monitores de video Singer. Rodeado de amplificadores y armado con sus instrumentos, la banda nos muestra un poco de su esencia para dejarnos en la boca la sensación de música directa y grabación lo-fi como se hacía en el pasado.


La gira promocional del Hard times-Troubled man se enfrentó a una inconsistente serie de presentaciones en directo, provocando así una inestabilidad en la banda y una debilidad en la difusión del disco. Finalmente, en julio de 2017 fue anunciada la salida de Kejving y Nilsson de la banda por medio de su página de Facebook; presentando al mismo tiempo a sus relevos: Simon Lundir en la batería y Michael Åberg en el bajo. Sin mayor tiempo que perder, Old Man's Will se metió a los estudios de grabación para registrar lo que será su tercer álbum.

Creemos que era justo recordar lo que un día fue Old Man's Will para tener elementos de juicio con los cuales recibir su próximo material discográfico, siendo además un perfecto pretexto para volver a disfrutar el genial Hard times-Troubled man,  un maravilloso disco que se ha quedado de manera injusta en el olvido. Bajemos de nuevo la aguja sobre los surcos y disfrutemos sus ocho temas, recordemos lo hecho por el cuarteto sueco y preparemos el terreno para el nuevo Old Man's Will...


No hay comentarios:

Publicar un comentario