Páginas vistas en total

viernes, 6 de octubre de 2017

Black Rainbows : la institución italiana del psych-fuzz


Cuando se escribe de Gabriele Fiori es hacerlo sobre uno de los referentes obligados del hard rock italiano. Hace tiempo habíamos compartido algunas líneas sobre Killer Boogie, una de sus bandas quedó reducida al genial Detroit de principios de 2015 (reseña-review) así como su trabajo a través de su disquera Heavy Psych Sounds; pero era necesario y urgente redactar algo dedicado a su principal proyecto: Black Rainbows.

Con distintos compañeros de guerra desde el año de 2005, Fiori ha creado alrededor de su Black Rainbows una banda dedicada al culto del rock psicodélico en conjunción perfecta con el stoner desértico norteamericano de la última década del siglo pasado, un lugar donde se encuentran MC5, Blue Cheer y Hawkwind con Fu Manchu, Kyuss y Nebula. Desde hace dos años el grupo está completado por Alberto Croce en la batería y Giuseppe Guglielmino en el bajo, tiempo en que la banda se ha dedicado a terminar por establecer su estilo y darlo a conocer más allá de las fronteras italianas.


Con la intención de crear una continuación al Hawkdope de marzo de 2015, Black Rainbows realizó Stellar prophecy presentado hasta abril de 2016. En sus siete temas condensados en cuarenta y cuatro minutos bien podemos escuchar aquel rock salvaje y áspero a través de la fuerza del fuzz que en sus venas corre el cosmos, el desierto y la psicodelia más lisérgica. El disco es un onírico viaje por las neuronas hasta la explosión de supernovas por algún rincón olvidado del universo, una ácida visión que logra despegar los pies del escucha para desmenuzarlo en un millón de partículas extasiadas.

 El quinto disco del power trio italiano comandado por Fiori encuentra en la metáfora del monstruo de doble cabeza la mejor imagen para describirlo. Por un lado encontramos dos largos suites experimentales que nos remiten al viejo space rock de tintes progresivos con la intención de dejarnos  flotando en la gravedad cero como en "Golden widow" y "The travel", pero en la otra cara de la moneda podemos escuchar el psych-fuzz con ese saborcito a stoner con el que ha logrado ganar seguidores la banda como en "Evil snake", "It's time to die" y "Keep the secret". Sin embargo, en el Stellar prophecy existe el suficiente espacio como para que la banda nos regale un pequeño tesoro, un blues eléctrico de guitarra y teclados penetrantes llamado "Woman", tema que te toma de la mano para mostrarte las galaxias bajo un aletargado ritmo que logra hipnotizar y enamorar.


Sin embargo, la mejor muestra de lo que es Black Rainbows es el tema inicial del Stellar prophecy que sirvió de primer single al material. "Electrify" es un pequeño demonio de cuatro minutos de guitarra desgarradora que desde su riff inicial nos hace menear la cabeza a su ritmo mientras el pie pisa el acelerador para que un poderoso V8 corra a toda velocidad por el ardiente asfalto de alguna carretera escondida entre las dunas del desierto californiano. Sus acordes caen como relámpago para iluminar la obscuridad de la noche, tormenta ácida de notas que se mantiene estática sin compasión ni descanso.

Mientras la batería de Alberto marca el tiempo, la guitarra de Gabrielle vomita su figura venenosa que inmediatamente es seguida por el bajo de Giuseppe. Efectos cósmicos se escapan de las bocinas mientras la arena se pega a la piel en una extraña mezcla entre el calor asfixiante del mediodía y el insoportable frío de la madrugada. El ritmo es cortado por momento para otorgar intensidad a la melodía, pero todo regresa a su incansable y sostenido tiempo para demostrarnos que Black Rainbows es una poderosa máquina de sonido imposible de apagar.

Con un trabajo visual realizado por Andrea Labate, la banda presentó el video promocional para "Electrify". En sus imágenes podemos ver al grupo entre psicodélicos colores que remiten al cosmos y, obviamente, a la electricidad. Flashes y luces constantes nos deslumbran pero que al mismo tiempo nos permiten observar al power trio refugiados entre sus instrumentos y sus amplificadores. ¿Acaso existe algo más eléctrico y poderoso que una banda de rock explotando las bocinas mientras todo se derrite a nuestro alrededor?


Desde el año 2016 y hasta el día de hoy, Fiori y su banda se dedicó a promocionar su Stellar prophecy, teniendo la oportunidad de ser los abridores de mítico Brant Bjork durante su gira europea, además de participar en diversos festivales como:::::: y ahora en el Desert Fest que se realizará en Atenas, Grecia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario