Páginas vistas en total

lunes, 18 de septiembre de 2017

Stone Cadaver : rechazar, eliminar y reemplazar


Con una placa llena de música furiosa a base de guitarras crudas, densas melodías y figuras inspiradas en el hard rock y el proto-doom de los años setentas, ha llegado a nuestros oídos el primer álbum completo de los daneses Stone Cadaver, banda estridente que nos golpea sin piedad a través de siete temas distribuidos en 40 minutos salvajes dispuestos a sacudir la tierra hasta aplastarnos con su sonido que asemeja a una pesada lápida.

Stone Cadaver es un trío nacido en Aarhus, la segunda ciudad más importante de Dinamarca y la principal en Jutlandia, dentro de la parte continental del reino danés. Entre los bosques que se funden con la ciudad, tres chicos se juntaron en 2013 para hacer una banda que pudiera mezclar los sonidos clásicos de la triada británica Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple quienes sentaron las bases para el heavy metal, el primer doom según Pentangram y Saint Vitus, y finalmente algunos nuevos estilos más recientes como el primer stoner de Kyuss y Sleep, el nuevo doom lisérgico de Electric Wizard y el stoner metal de The Sword


Las voces y la guitarras demoniacas están a cargo de Anders Bech Nielsen, los asaltos a punta de batería por Jasper Hauptmann Christensen y el grave bajeo más las obscuras líricas a través de Andreas Slocinski. Tan sólo con tres tipos bien armados obtenemos un poderoso muro sonoro que rescata lo mejor de lo más denso del rock hecho en los últimos 45 años, música infecciosa que logra morder para clavar su veneno en piel hasta hacernos caer rendidos a sus pies. 

La banda ya había logrado publicar a finales de 2014 un EP homónimo conformado por cuatro aletargados temas bajo el escuela del doom más clásico, pero no fue sino hasta la presentación en mayo de 2017 de su álbum debut titulado Reject remove replace que los daneses han logrado la atención de quienes estamos buscando entre los escombros pequeñas joyas llenas de ruido, densidad y distorsión. A través de LongLive Records, Stone Cadaver nos ha hecho llegar un disco que muchos han intentado pero pocos han logrado, ya que en los últimos años una infinidad de grupos han querido recuperar la vieja escuela del doom para mezclarla con el stoner áspero del desierto y la agresividad del metal grasoso del Motörhead más clásico, pero este material realmente ha logrado alcanzar dicho objetivo.


Reject remove replace fue grabado por la banda bajo la supervisión técnica de Torben Egebjerg, la mezcla de Stefan Krey y la masterización de James Poltkin, de quien en varias ocasiones hemos hablado en Earthquaker gracias a su trabajo con otros grupos como Egypt, Harvester, Iron Void, y sobretodo, el "Time to die" de Electric Wizard (reseña-review). Gracias al sonido obtenido en el estudio, Stone Cadavar construye un denso viaje a través de diversos estados de ánimo que logran crear el mejor telón para la idea conceptual alcanzado por las líricas que hablan sobres los aspectos más obscuros del hombre, pero a pesar de la desesperación existencial que satura al disco como si tratara de acabar con todo a su paso, por momentos podemos observar algunos destellos de esperanza que ofrecen una oportunidad a la humanidad. 

El álbum debut de Stone Cadaver nos lleva desde la furia incontrolable de "Suffer the scorn" con su cascada de notas que termina en una persecución digna del metal ochentero del NWOBHM hasta la suavidad electro-acústica de "Ruins in the sand" y su misterio inmerso en su dulce encanto instrumental. La lluvia cae mientras el pedal wah se adueña del horizonte en "Hands of death", la violencia toma el control de "We need your fucking blood" a través de sus figuras adictivas, la tormenta de arena nubla la visión en "Removal on the eye" bajo un recuerdo stoner, pero todo termina en la obscuridad de un hondo abismo que sólo la banda puede crear gracias a su tétrica "Dead horses" con sus guitarras rabiosas y voces lisérgicas que terminan clausurando la placa. 


La primera prueba que los daneses ofrecieron de su Reject remove replace fue a través del single llamado "Sscum", tema lanzado en diciembre de 2016  que con el cual también dan inicio al disco. Una obscura proyección visual entre luces y sombras creada por la fotografía de Franseska Mortensen nos sirve de bienvenida a un tema de guitarra seca y cortante que rompe el silencio, pero que al definir su figura, las bocinas se saturan bajo el poder de una melodía hiriente. A través del muro de sonido, un áspero lamento se filtra para hacerse escuchar hasta relatarnos una historia sobre muerte y violencia a través de los tiempos. Finalmente el ruido cede para permitir a los tambores cambiar la tonada y crear a su alrededor un misterioso baile mortal que nos sumerge en un mágico universo de locura y desenfreno.

"Una causa equivocada sobre un camino que no va a ninguna parte. El crujido de las mandíbulas de una bestia que tiene la mirada fija. Utilizas los signos del genocidio, la decadencia de las mentes. Estás muy ansioso por mostrar las seis líneas rectas. Anhelo de un pasado que fue odio, mentira y muerte que se convierte en el presente en un espejismo ante el cual se inclina. Realmente el tiempo vuela, pero esta época rechaza tal falta de intelecto, sin embargo tú nunca te rindes porque eres la pinche escoria..." 

Con un trabajo realizado por Ulrik Haenschke Frederiksen, Stone Cadaver presentó el video promocional para "Sscum"un mes antes del lanzamiento del tema como sencillo. En sus imágenes podemos observar una cruel historia sobre un automovilista que busca cobrar venganza por un desamor a través de una chica que recoge en la carretera. El auto deportivo cambia de ruta y frena de manera repentina para hacer chocar la cabeza de la bella chica sobre el tablero. Cuando recupera la conciencia, la joven se encuentra amarrada en un garage obscuro. El alcohol trae a la memoria el recuerdo del amor perdido por un error, pero todo termina en un final inesperado bajo sangre y la luz seca del automóvil. 

El trío danés ha logrado jalar los reflectores hacia su escenario a base de temas lúgubres revestidos de instrumentación pesada que rasga en cada acorde. Aquella mezcla de melodías retro bajo la fuerza del sonido actual logra una conjunción perfecta que realmente es digna de valorar y aplaudir. Reject remove replace es un excelente trabajo que nos obliga a voltear a lo que se hace en otros países nórdicos más allá de Suecia, lugar que en muchas ocasiones nos ha robado la atención. Stone Cadaver es una realidad, así que no nos caiga de extraño que muy pronto escuchemos su nombre por todos lados. Su álbum debut es un pequeño tesoro que vale la pena escuchar, pues en él podemos tener una mirada hacia el pasado y una guía para el futuro...




No hay comentarios:

Publicar un comentario