Páginas vistas en total

viernes, 18 de agosto de 2017

Elephant Bell : recuperando el tiempo perdido


El camino para que una banda pueda colocar su nombre dentro de la escena musical en la cual se encuentra su propuesta puede resultar muy larga y sinuosa, dejando durante del trayecto a muchos integrantes, ideas y hasta al propio grupo. Los finlandeses de Elephant Bell no están exentos de esta situación, por lo que aprovechando del re-lanzamiento de su último disco, escribimos unas cuantas palabras con la finalidad de recordar sus inicios al inicio de este siglo y su sorprendente regreso.

A las orillas del lago Saimaa se encuentra la ciudad de Lappeenranta, misma que está al sur de Finlandia y cercana a la frontera con Rusia. Aquí fue donde cuatro chicos en el año 2000 formaron una banda que buscara hacer stoner gracias a su gusto por bandas como Kyuss, Monster Magnet y Fu Manchu; mezclando dicho género al mismo tiempo con el decadente grunge de la década que terminaba. Fue así como Tommi Vaittinen en las vocales y guitarra, Tomi Mykkänen en la guitarra principal, Janne Leskinen en el bajo y Mikko Neuvonen grabaron dos primeros material que los colocaron en el gusto de su país: Sunchaser y Dreamwheel.


Tras un descanso y una reconfiguración de su sonido, la banda publicó en 2005 dos EP titulados Painless y Electric shoes, ambos materiales hechos a partir del renacimiento del stoner con bandas como Greenleaf, Queens of the Stone Age, Lowrider y Dozer. Dejando a un lado aquellos sonidos arenosos, ahora los grupos buscaban dotarle de algunos elementos más pesados nacidos en el seno del metal alternativo. De la insistencia rítmica de la vieja escena de Palm Desert, California, ahora los tiempos eran más flexibles sin perder su potencia característica.

Finalmente, Elephant Bell lanzó otro EP llamado Rip my head off en 2008 donde fácilmente se pueden escuchar la influencia del naciente stoner metal abanderado por Red Fang y The Sword, aunque por momentos se filtran algunas experimentaciones sonoras derivadas del rock alternativo de dicho momento como lo hacían bandas tan distintas entre sí como Muse y The Mars Volta. En tan sólo cuatro temas se podía detectar el nuevo camino que seguirían los finlandeses, pero todo quedó congelado por varios años hasta que en el año de 2011 tienen la oportunidad de meterse a los estudios de grabación para crear un disco completo.


Durante 2010 y parte de 2011 la banda se metió a los estudios The Hertzika Room para grabar su nuevo material, mismo que fue mezclado por la banda en Barrow Studio y masterizado por Aaro Seppovaara para ser lanzado de manera digital a finales de 2011 bajo el nombre homónimo de Elephant bell. El disco tuvo una buena recepción en su momento, pero desde entonces, el grupo se metió en un largo receso que hizo a muchos dudar de su continuidad.

Aprovechando el nuevo interés que ha surgido por el stoner y sus diferentes diversificaciones y mezclas, Elephant Bell decidió lanzar otra vez el disco en abril de 2017 a través de la disquera italiana Argonauta Records, pero ahora con un nuevo trabajo de masterización realizado por Karl Daniel Lidén hecho en los Tri-Lamb Studios. Esta edición del disco cuenta con dos temas inéditos, una nueva e impresionante portada realizada por Jukka Aronen y un nuevo nombre: Gates of down.


A pesar de los seis años que han pasado desde su lanzamiento original, este disco de Elephant Bell se mantiene fresco y directo, permitiendo además que los nuevos puentes que tienden las redes sociales haga llegar su música a muchos más lugares. El disco se debate entre la desconocida "So pure" con sus arrebatadoras figuras y el stoner alternativo que queda claramente de manifiesto en "The sun is going down" con su saborcillo a Queens of the Stone Age. Sin embargo, al escuchar detenidamente el Gates of down podemos escuchar el stoner directo y pegajoso cercano a Monster Magnet de "Straight to hell", el ataque fuzz de "Bug in the soup"  o la francamente trash "Escape" que juega por momentos con los sonidos alternativos del Muse de la época del Black holes and revelations y el Megadeth del Youthanasia.

Como referencia directa de este re-lanzamiento, tomaremos su single "Come to see the show" que aterrizar nuestras ideas. Sus guitarras distorsionadas caen desde galaxias desconocidas con la intención de generar una acelerada caminata por la tierra polvorosa de nuestro planeta. Trazos del stoner del nuevo siglo se mezcla con el rock alternativo directo, logrando de esta manera que el tema se haga infeccioso y viral. Por si fuera poco, su mítico puente sonoro nos arrastra hasta algún paraje abandonado del Medio Oriente gracias a sus místicos acordes y extrañas percusiones, pero todo regresa a la normalidad para alcanzar su velocidad original con la intención de elevarse otras vez hasta las estrellas. En cuatro minutos tenemos la propuesta de una banda que ha decidido regresar para recuperar el tiempo perdido...

¡Ojalá los dioses misericordiosos, si existen efectivamente, protejan esas horas en que ningún poder de la voluntad, ni las drogas inventadas por el ingenio del hombre, pueden mantenerme alejado del abismo del sueño!

En febrero de 2017 fue lanzado el video promocional de "Come to see the show", un trabajo visual creado a partir de algunos extractos del cortometraje Hypnos del director Juho Aittanen, basada en el relato escrito por H.P. Lovecraft en 1923, el cual nos narra la lucha del hombre contra las fuerzas de la naturaleza y la noche por medio de fármacos y drogas sintéticas. El cosmos se posa sobre la humanidad de manera amenazante y voraz, y aunque el uso de sustancias psicoactivas intentan mitigar la angustia, el poder de la mente hace crecer irremediablemente los temores hasta hacerlos insoportables. Sin embargo, una opción se ofrece como la única oportunidad para salir del abismo: la muerte.

Aquí está el regreso de Elephant Bell, mismo que puede ser considerado un aviso de grandes cosas por venir. Que no nos sorprenda que próximamente escuchemos su nombre dentro de los carteles de los grandes festivales europeos, pero antes de que eso ocurra, regresemos los tímpanos a aquella versión mejorada del Gates of down para saborear todo lo que nos puede ofrecer esta excelente banda finlandesa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario