Páginas vistas en total

lunes, 10 de julio de 2017

Topplock : el obscuro rock vintage sueco


En numerosas ocasiones hemos escrito dentro de las líneas de Eartquaker sobre el gran legado que dejó tras de sí la banda sueca de culto Norrsken, grupo que dio origen al rescate del hard blues setentero hasta convertirse en una tendencia global en lo que va del siglo XXI. Al separarse esta aurora boreal al final del siglo pasado, se sembraron las semillas para dos de las más importantes bandas que ha dado Suecia dentro del llamado vintage rock: el Witchcraft de Magnus Pelander y el Graveyard de Joakim Nilsson. 

Uniendo los nombres de estos dos referentes obligados de la escena retro de Suecia, hoy encontramos a una banda que ha decidido fundir sus dos tendencias sonoras para crear una verdadera joya. Bajo el nombre de Magnus Nilsson encontramos un guitarrista y vocalista que formó en su natal Trollhättan durante el año de 2011 a una banda llamada Topplock que hasta el año 2017 ha logrado publicar su álbum debut a partir de lo mejor del sonido sueco que ha muchos ha enamorado.


Topplock está conformado además de Magnus Nilsson, por Alexander Kucera en la guitarra principal, Harald Göthblad en el bajo eléctrico y Tomas Sköld en la batería. Este cuarteto se ha sumado a bandas como Vidunder, Nocturnal, Svartanatt y Svvamp en la nueva camada de grupos que han rescatado aquella esencia del hard rock setentero para mezclarlo con el fuerte blues electrificado que en algún momento identificaron el sonido de los primeros discos de Graveyard y Witchcraft, aunque cada uno de los arriba mencionados ha logrado imprimir su sello propio.

La banda se metió al estudio N3 para grabar entre enero y julio de 2016 su álbum debut, mismo que tiene por nombre Overlord y que sería publicado en febrero de 2017 a través de su página de Bandcamp y editado un mes después por la pequeña disquera alemana HepTown Records. El álbum fue registrado por la propia banda, contando como ingeniero de sonido a su bajista Harald Göthblad; quien logró situar a cada instrumento en un lugar perfecto con un volumen ideal que permite disfrutar los nueve temas con la mejor claridad posible sin perder la esencia vintage del sonido "en vivo y directo" como si estuviéramos frente a la banda. 


La banda tuvo la oportunidad de contar como invitado especial en la grabación de Overlord  a Robert "Strängen" Dahlqvist, guitarrista de The Hellacopters (la mítica banda de Nicke Andersson), quien falleciera unas semanas antes del lanzamiento del disco. Con la fortuna de la participación del reconocido guitarrista, el álbum debut cuenta con la bendición de una de sus últimas participaciones de estudio; otorgándole así también el plus de convertirse en una pieza de coleccionista. Sin embargo, el material por sí solo tiene los suficientes méritos para convertirse en un disco obligado dentro de los estantes de los amantes del rock vintage.

Overlord arranca con una guitarra agresiva que termina dándole nombre al disco, un tema hiriente que inmediatamente nos recuerda al Graveyard en su Lights out de 2012. Sin embargo, el disco se debate entre el blues electrificado de "Bakfylleföreningen" y "Free from you" hasta el proto-metal de la instrumental "The battle between the twin mountains", pasando por la acompasada "Signals from heaven" (también con su sabor a Graveyard) y temas más crudos como el primer sencillo "Boogie till you barf" y "Son of a gun", los cuales confiesan el origen "motero" de Topplock cuando formaban parte de la escena vintage chopper que los llevó a tocar en diversos lugares de Suecia y Europa antes de grabar su debut.


Unas semanas antes de publicar el Overlord, Topplock lanzó como segundo single del disco "Noir",  tema que logra encapsular el estilo de la banda dentro de sus más de cuatro minutos de duración. En sus acordes se puede respirar algunos aires del The alchemist de Witchcraft mientras la voz inspirada en Joakim Nilsson se asoma cuando la nota sube de intensidad. Sin embargo, "Noir" muestra ya el estilo propio de Topplock al estructurar un tema terminado donde las guitarras se combinan para crear la melodía hasta llegar a su estribillo, aunque el solo de guitarra confiesa la admiración por The Hellacopters. Mientras escuchamos la historia de una mujer de la calle al amparo de la obscuridad, cada instrumento explota su preciso espacio en el horizonte sonoro para crear un tema preciso, infeccioso y penetrante.


"Estoy aterrado con lo que se ha convertido este mundo. Los pecadores solitarios no se preocupan por ellos. Nadie encaja en el catálogo, así que cuidado porque vienen por tí. Podría ser el camino que escogiste o la forma en la que vistes. Todavía hay algo de belleza en tus ojos vacíos y este mundo es totalmente obscuro. Las luces brillan en una noche vacía. Recostado en un sucio camino, así que calma y continua. Los recuerdos se alejan en la obscuridad como todo lo que ellos te quitaron. Una mano sobre tu boca para tranquilizarte mientras tu vestido de seda te ha sido arrancado en un mundo totalmente obscuro"


En el mismo momento en que fue lanzado "Noir" como sencillo promocional, Topplock presentó a Nicklas Hellqvist como nuevo bajista del grupo, sin embargo la calidad de la banda sobre el escenario que los llevó a alternar con bandas tan distintas como Honeymoon Disease y Vokonis no se ha perdido por la salida de Harald Göthblad. En lo que Topplock se adapta al cambio, Overlord ha cruzado las fronteras y comienza ha escucharse en otros países donde se comienza a valorar el sonido alcanzado este disco debut. Ahora sólo el tiempo colocará a la banda en su sitio preciso mientras nosotros disfrutamos de otra joya vintage que sólo Suecia podría regalarnos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario