Páginas vistas en total

lunes, 12 de junio de 2017

Blue Snaggletooth : las mutaciones de una bestia cósmica


Cuando escribimos Blue Snaggletooth en cualquier buscador de internet, inmediatamente nos aparece un extraña figura con cara de reptil el cual forma parte de la infinidad de personajes de la saga Star Wars, pero cuando filtramos la búsqueda hacia el universo de la música, nos encontramos con una banda originaria de Ann Arbor, Michigan mientras maravillosas ilustraciones colorean la pantalla entre seres fantásticos, fabulosos rockeros con guitarra en mano y extraños hechiceros con poderos eléctricos, imágenes todas que irremediablemente provocan que nuestra mirada se admire y despierte el deseo por escuchar qué es lo que esconden.

Desde el primer guitarrazo sabemos que hemos sido afortunados por coincidir con esta banda fundada en 2009 a partir de la figura de Chris "Box" Taylor, quien construyó a un grupo con el cual pudiera exponer un crudo hard rock heredero de aquel pasado remoto donde el metal en sus muy diversas facetas dominó la escena pesada y conquistó al planeta. Blue Snaggletooth es un explosión sonora semejante a la que puede provocar un cometa caído del cielo, un áspero huracán que golpea sin piedad y nos deja en medio de la nada. Sin embargo, la historia de la banda hasta el día de hoy no ha sido nada sencilla, así que hoy nos damos la oportunidad de recordar lo que ha hecho que su nombre tenga un lugar especial en el mundo del rock norteamericano.


Con guitarra en mano y voz en cuello, "Box" Taylor se lanzó a buscar a un grupo de músicos que lo ayudaran a plasmar sus ideas musicales, siendo así que se lograra para primera formación de la bestia azul: Ian "Pit Viper" Sugierski en la batería, Ian Harris en el bajo y Jess Willyard en la segunda guitarra. Con esta alineación, la banda grabó su álbum debut Dimension thule en el que podemos detectar un gusto por el buen hard rock setentero  a través del blues eléctrico, la psicodelia, el boogie y el proto-metal.

Sin embargo, esta primera encarnación de Blue Snaggletooth se quedó reducida al Dimension thule hasta que Taylor decidió resucitar al reptil intergaláctico para hacer nueva música y grabar otro disco. Fue así que llegaron al grupo el baterista Mike Popovich, el guitarrista Cassey O'Ryan y el bajista Joe Kupiec para meterse durante marzo de 2014 al estudio Metro 37 para grabar Beyond thule, un disco que, sin perder la esencia sonora de la primera alineación de la banda, ahora se centraba en las guitarras distorsionadas del stoner.


Beyond thule es una lección sobre cómo hacer buen hard rock en el siglo XXI a través de una buena dosis de guitarras distorsionadas, un buen viaje lisérgico y mucha imaginación surgida directamente de los relatos de Robert E. Howard y toda la literatura fantástica cósmica. Desde los infecciosos y cortantes acordes iniciales de "Reptiles" hasta la salvaje "Transmutation" con su riff inspirado en el "Communication breakdown" de Led Zeppelin, el disco no permite ni por un segundo la posibilidad de respiro. Mientras las magnéticas figuras de "Serpent and the king" atrapan inmediatamente al escucha, caemos rendidos ante la sabbathiana "All you see" no sin antes perdernos en los misteriosos pasajes de "Nameless cults".

Pero si aún no fuera mayor nuestra sorpresa ante la fuerza del álbum, Blue Snaggletooth gira 180 grados y nos ofrece una épica melodía de acordes entrecortados que nos habla del cumplimiento de una vieja profecía sobre una bestia que sueña bajo una montaña dormida. Su combinación entre el rugido de las guitarras y los espacios que permiten al silencio adueñarse de la escena, hacen de "Sleeping mountain" en la canción perfecta para atrapar a los buscadores de ruidosas joyas, por lo que era obvio su lanzamiento como single del Beyond thule.

"Si llegó del espacio más profundo jamás lo sabremos, sin embargo provocó una inmensa decadencia que fue extendida como si fuera una espora. La gente gritó "libéranos de este día" y desde entonces los ancianos han hablado del cumplimiento de la profecía: "No despiertes a la bestia que sueña bajo la montaña dormida porque habrá un millón de años de lágrimas, obscuridad y destrucción, porque traerá  el miedo, la plaga y la muerte...". En los conjuros murmurados y en los hechizos lanzados, los obscuros magos libraron su guerra y nada salió bien pues todo fue eliminado y no queda nada más. Luego de que han pasado miles de millones de años, los señores se han ido dejando un legado que permanece hasta nuestros días. Nuevamente leemos los pergaminos para repasar lo aprendido: no debemos molestar a los gigantes durmientes..."

En febrero de 2015 fue publicado el video promocional de "Sleeping mountain", convirtiéndose así en el segundo sencillo del Beyond thule luego de "Transmutation". En este trabajo visual realizado por Brad Torreano a través de The Garage Auteurs podemos observar a la banda entre grandes amplificadores Orange y Marshall mientras se entremezclan algunas imágenes astrales y otras de demonios y aquelarres sacadas de Häxan, una vieja película escandinava de 1922 que muestra de forma dramatizada la historia de la brujería, el ocultismo y la magia negra desde la Edad Media.


Esta versión del Blue Snaggletooth logró colocar el nombre de la banda dentro de las más interesantes de la escena hard rock vintage y stoner de los Estados Unidos, lo que les permitió compartir escenarios con importantes grupos como The Sword, Royal Thunder, Windhand o All Them Witches; además de que todo su proyecto visual fue utilizado por Oliver Brewing Co. para lanzar al mercado dos cervezas artesanales bajo el nombre de "Serpent and the king ESB", inspirada obviamente en el tema incluido en Beyond thule. Desde entonces la banda no dejó de tocar todo el 2015 hasta la presentación de su EP The last voyage of Amra.

Desde entonces, Blue Snaggletooth tomó un merecido descanso durante 2016 que permitió al bajista Joe Kupiec y al guitarrista Casey O'Ryan crear un proyecto alterno llamado Wild Savages, además de que éste último forma parte también de la genial banda vintage Bison Machine. Sin embargo, eso no ha logrado frenar el vuelo de "Box" Taylor, pues además de publicar en diciembre de 2016 un split junto con los desérticos Red Mesa a través de Ripple Music por medio de la colección Second coming of Heavy; ya se encuentra reclutando nuevos músicos para recrear al reptil cósmico por tercera ocasión. Mientras éso ocurre, recordemos la magia de sus guitarras que logra hacer coincidir en un solo acorde a las arenas del desierto con las estrellas del cosmos...

Bandcamp de la disquera Ripple Music: Second coming of Heavy, Chapter Four
https://ripplemusic.bandcamp.com/album/second-coming-of-heavy-chapter-four


No hay comentarios:

Publicar un comentario