Páginas vistas en total

viernes, 21 de abril de 2017

Troubled Horse : el regreso de un esperado caballo sueco


Luego de un lanzamiento exitoso en 2012, Troubled Horse quedó a la deriva por varios años hasta que a principios de 2016 nos enteramos que la banda estaba componiendo y grabando material para lo que sería su segundo disco. Ahora todo quedaría bajo el control de Martin Heppich, quien además de ser el vocalista y letrista del grupo, él sería quien tomara las riendas de un caballo desbocado que había perdido el control tras un explosivo debut que brilló por luz propia (reseña-review), más allá de que Graveyard y Witchcraft se habían robado los reflectores del retro-rock sueco.

La salida de los hermanos Henriksson y de John Hoyles (para formar a Spiders y ahora con disco solista y en preparación de un nuevo proyecto llamado Big Kizz con Axel Sjöberg, ex-baterista de Graveyard), encerraron a Troubled Horse en un limbo de olvido y silencio. Heppich se empecinó en el proyecto y reclutó a Mikael Linder tras la salida de Hoyles en la guitarra, y ahora cuenta con  Jonas en la batería y con Tom en una segunta guitarra para resucitar a este problemático potro y soltarlo hacia las praderas de la composición  y los caminos libres de ataduras y prejuicios sonoros que han encadenado a la idea del "rock vintage" dentro de Europa, cánones que han marcado al rock alternativo en lo que va de este siglo.


Bajo el título sugerente de Revolution on repeat, Troubled Horse ha creado un segundo disco que critica a la sociedad que repite de manera interminable su historia, a la ambición del hombre que rompe con las grandes ideas y las promesas de cambio. Movimiento tras movimiento, todo regresa al punto inicial bajo el férreo control de líderes carismáticos y déspotas que anteponen sus intereses sobre el bienestar de los demás. Aunque todo pudiera quedar encerrado en el eterno retorno a lo mismo, el mensaje que nos deja al final Heppich y los suyos es que la única esperanza que se puede guardar está en las cosas simples de la vida que logran mantener un verdadero avance.

En este disco recién publicado a finales de marzo de 2017, Troubled Horse buscó ampliar las posibilidades sonoras de la banda, logrando así un álbum bastante bien balanceado. Revolution on repeat comienza con cuatro granadas iniciales: la arrasadora melodía de "Hurricane", las densas figuras de "The fifty ones", la agresividad roquera de "Peasants" y la remembranza sonora de "Wich way to the mob, siendo ésta última la que tiene el sonido más cercano al Step inside. "Track 7" y "Let bastards know" tienen sus raíces en el naciente metal de los 70's y el NWOBHM, aunque el álbum termina cambiando de dirección gracias a los sentidos arpegios de"Desesperation" y el sabor a proto-doom y occult rock de "The Haunted", tema que se acerca peligrosamente a los lineamientos establecidos por Graveyard y Witchcraft.


Lo que es notorio en este material es la gran calidad lograda en el sonido final, el cual alcanza una gran claridad en todos los instrumentos más allá de los decibeles a los que llega la banda cuando suben de intensidad. Por ello es digno de reconocer el trabajo de Chips Kiesbye y Henryk Lipp en los controles de los estudios Music-a-matic de Gotemburgo. Asimismo, la monótona voz de Martin Heppich en el Step inside es enterrada en el olvido con lo hecho en Revolution on repeat, ya que en los diez tracks del disco ofrece distintos colores y matices, lo que que habla de una evolución como cantante y un largo y cuidadoso trabajo de composición y grabación del mismo.

Para intentar explicar los cambios alcanzados por Troubled Horse, tomamos como referencia sonora el primer single del disco, siendo éste además su track inaugural. A principios de marzo fue lanzado "Hurricane" como sencillo del material, tema ideal para mostrarnos al agitado equino en que se ha transformado la banda. La batería marca un acelerado ritmo lleno de golpes insistentes que da pauta a un riff de guitarra entre acordes y la insinuación de una melodía. Sin embargo, en el momento que entra la voz sentimos el poder de la canción como si una ira reprimida saliera por las bocinas sin control. Una vez llegada la parte del solo de guitarra, el grupo nos receta una orgía de notas a través de un duelo a muerte entre Tom y Mikael. Termina el track y el oyente acaba vapuleado entre aquel final apoteósico de intensas figuras herederas del viejo NWOBHM y una fuerte frase que intenta tatuarse en la memoria: "I know you hate me, it doesn't bother me though".

A través del canal de YouTube de la disquera Rise Above Records, quien fue la que publicó el Revolution on repeat, se presentó el video promocional de "Hurricane". El trabajo visual fue realizado por Olle Forestam Wijkander y en él podemos ver a la banda tocando en un cuarto de ensayos mientras nos cuenta la historia de un oficinista que pasa su vida frente a la computadora. Ha llegado la hora de la salida para el trajeado, pero su atención llega a una puerta que desea abrir de manera desesperada. Unas cuantas llamadas por celular y la gente se comienza a juntar con la finalidad de entrar a ese espacio cerrado. Un certero golpe de mazo y el tumulto ingresa al lugar donde Troubled Horse hace explotar sus amplificadores Marshall y el deseo de silencio que busca la masa se convierte en violencia hasta que el poder cambia de manos.


Este es el nuevo sonido de Trouble Horse y ahora tendremos que esperar a escucharlo en vivo para saber cómo ha madurado la banda desde la salida de su álbum debut en 2012. Revolution on repeat es un disco bien armado en estudio, por lo que se antoja difícil llevarlo a los escenarios, pero el grupo a conseguido un bajista que los acompañe en la gira de promoción para completar el sonido básico del grupo. La ansiedad por escuchar nuevamente al problemático corcel sueco ha sido saciada gratamente, y lo que resulta una grata sorpresa, es que el nuevo material no se enclaustró en lo obtenido en el anterior, sino rompe con los límites que ellos mismos se habían impuesto y quiebran con los sonidos retro de toda la movida vintage europea. El disco es un verdadero tesoro y el tiempo le dará su justo valor...


No hay comentarios:

Publicar un comentario