Páginas vistas en total

lunes, 27 de marzo de 2017

Rukh : descubriendo el secreto de una obscura perla rusa


Al estar navegando por los profundos océanos de internet, una sugerencia llegó por medio de la reproducción automática de YouTube. Al dejarla correr, las obscuras imágenes dejaban entrever un legendario micrófono 55SH mientras una bella chica de cabello ensortijado se acercaba a él. Una guitarra eléctrica se desliza sobre las cuerdas para hace un riff con un ligero toque fuzz mientras la batería marca el tiempo. A ellos se suma un bajo de notas profundas que reptan sobre la figura principal hasta que la profunda voz de la joven nos impacta irremediablemente.

Tratamos de buscar a los responsables de esta pequeña maravilla de cuatro minutos y medio hasta que sólo encontramos el nombre de la banda: Rukh. A través de este trabajo visual realizado por Dmitriy Ratushniy, observamos al grupo tocando en los estudios DTH (Destroy the Humanity) de Moscú, Rusia, lugar donde grabaron su primer álbum titulado Tickets for a second round, disco publicado en septiembre de 2015 de manera totalmente independiente. Así que con estos pocos datos, nos dimos a la tarea de investigar más sobre ellos...


Una vez que comenzamos a buscar información sobre Rukh en la web, de manera inesperada llegamos a un callejón sin salida: su página de Facebook tiene más de un año sin ninguna publicación y Google no ofrece mayores datos más que los links para entrar a las perfiles del grupo en Bandcamp y VK; ésta última es la red social creada por Pavel Durov que es muy popular en Rusia y que tiene su base en San Petesburgo, la ciudad de origen de la banda.

En la primera página pudimos escuchar el disco en su totalidad los nueve temas del Tickets for a second round y descubrimos que la banda había publicado en noviembre de 2014 un EP con cinco temas titulado Blue surface of the true love. Sin embargo, cuando entramos a VK cochamos con pared al encontrarnos con puros símbolos del alfabeto cirílico. Aún con ello pudimos saber que Rukh se conformó a finales de 2013 con Rimma Trukhina en las vocales, Yury Konstantinov en el bajo, Andrey Abaydulin en la guitarra y Nicolay Snezhko en la batería.


Aunque pudiera ser un inconveniente no tener suficiente información sobre la banda, los pocos datos nos permiten poner plena atención al material para saborearlo sin un prejuicio que nos predisponga a su contenido. Tickets for a second round es un disco obscuro que surca por las aguas del rock alternativo de pasajes sombríos al estilo de Portishead y el occult rock setentero con su resurgimiento durante la última década, aunque por algunos momentos se pueden respirar algunas brisas del stoner a la Queens of the Stone Age y las distorsiones místicas de la psicodelia en tributo a The Doors .

Al revisar las líricas de cada tema que conforma el disco podemos descubrir la influencia de la literatura esotérica y las películas de terror con el objetivo de crear un ambiente místico general, meta que sí fue lograda en este material a diferencia de su primer EP en donde se nota la búsqueda por un sonido propio. Gran parte del responsable de la unidad lograda en Tickets for a second round fue Kea Wood, quien grabó a Rukh en los estudios durante mayo de 2015, para que posteriormente mezclara y masterizara el álbum. Por si fuera poco, para completar la densa atmósfera se contó con el arte de Michael Ninked para la portada del disco, donde una tétrica rosa se entrelaza con el nombre de la banda.


Uno de los elementos que más llaman la atención de Rukh es la voz de Rimma, pues en su estilo podemos encontrar una obvia influencia de Beth Gibbons en consonancia perfecta con el resentimiento vocal de PJ Harvey (a quien recordamos por su colaboración en las Dessert Sessions, proyecto de Josh Homme) y la agresividad de Brody Dalle (esposa del líder de Queens of the Stone Age y cantante de The Distillers y Spinnerette). Dulce por momentos y tétrica por otros, esta chica rusa logra encajar a la perfección con la intención sonora de la banda: fuerza, obscuridad e intriga.

Los senderos que recorre el Tickets for a second round van el rock arenoso de "Dreaming of a night" hasta la inesperada danse macabre de "Loosening the reins", pasando por la ácida ensoñación de "Hard to believe" y el sensual encanto de "Gloomy charm". Pista a pista perdemos el faro de la razón mientras nuestro barco zozobra bajo el manto de las tinieblas. Poco a poco, el disco nos va sumergiendo en su abismo sin luz hasta perdernos irremediablemente mientras su sirena nos hechiza con su canto.


Aquel video que nos atrajo al Tickets for a second round y el universo sonoro de Rukh fue el trabajo visual realizado para promocionar "Secret place", tema de riff adictivo que repta como serpiente al acecho hasta que lanza la mordida traidora para inyectar su veneno. Un muro de sonido se levanta frente a nosotros y entre sus resquicios se filtra la voz de una bella mujer que nos habla de enfrentamiento, vacío y soledad hasta que la muerte hace acto de presencia. La intensidad de la melodía crece al igual que que el volumen de los instrumentos, todo aumenta hasta que una ruidosa explosión truena las bocinas y al final sólo queda un eco hiriente vibrando en los tímpanos.

"Malas caras y lugares extraños, este no es mi mundo. No se requiere educación para ser transformado. Hemos salido sin corazón hasta el final, pero yo sólo recuerdo los ojos vacíos de mi amigo. Me he cansado de tocar el alma vacía de mis amantes por la profundidad de su miedo a descubrir. Estamos yendo a un lugar secreto con mi muerte para formar parte de una competencia feroz y tomar un respiro..."


Tras la feroz impresión que deja "Secret place" en los sentidos, todo ha quedado en silencio. Desde la publicación de Tickets for a second round  tan sólo sabemos que la banda ha tocado en su natal Rusia y tuvieron la intención de realizar una gira por Alemania, Francia, Polonia y los países bálticos. A principios de 2016 sufrieron la salida de su baterista (quien fue sustituido por Cyril) y las presentaciones han sido esporádicas desde entonces; lo que ha aprovechado Rimma para formar un proyecto alterno de indie-pop llamado Karma Lovers con el que ha sacado tres sencillos. El futuro de Rukh es incierto, así que lo único que nos queda es aferrarnos a lo publicado y desear que el grupo tome nuevamente su rumbo para regalarnos algo más de su obscuridad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario