Páginas vistas en total

viernes, 24 de marzo de 2017

Mother Island : la magia del vintage italiano


Un pequeño bote de madera flota sobre los canales de la hermosa Venecia a la mitad de la noche. El cielo está libre de nube y permite que la luna se refleje en el agua gracias a su fuerte brillo y la claridad del ambiente. La ciudad duerme y la calma se respira en la atmósfera, pero la fiesta de la vida puede seguir, aunque este mágico momento quedará en el recuerdo por siempre.

Este instante tatuado en la mente de la cantante Anita Formilan sirvió de inspiración para Wet moon, segundo disco de Mother Island, banda italiana originaria de la bella Vicenza que ha logrado exportar su sonido más allá del Véneto. Dicho material fue publicado en octubre de 2016 a través de Go Down Records y hasta el día de hoy tenemos la fortuna de desmenuzar su sonido hasta lograr detectar aquel olor a humedad que la luz nocturna pudo imprimir en él.


Mother Island es un proyecto musical formado en 2011 con el objetivo de recuperar los viejos sonidos sesenteros de la costa oeste norteamericana al mezclar el fuzz del garage  y el surf  con la acidez psicodélica. El proyecto se fue estableciendo con el paso de los años hasta llegar al día de hoy con las guitarras de Nicolò de Franceschi y Nicola Tamiozzo, el bajista Giacomo Totti, el bajista Nicola Bottene y el tecladista Diego Pianalto, quienes con la especial voz de Anita Formilan lograron crear una banda que vale la pena escuchar con calma.

Cosmic pyre, su álbum debut publicado en enero de 2015, fue un disco clavado en los sonidos lisérgicos de Jefferson Airplane gracias a la cercanía vocal de Formilan con Grace Slick, las guitarras distorsionadas y los teclados envolventes en atmósferas multicolores. Sin embargo, para Wet moon la banda exploraría otros panoramas musicales a través del blues ("Heroine sunrise"), el pop vintage ("To the wet moon") y hasta un poco del soul ("Eastern memories"), sin olvidar obviamente los sonidos lisérgicos que han formado parte del sonido de la banda desde su formación.


La variedad sonora del Wet moon permitió que su vocalista pudiera explotar su calidad para encontrar otros colores y tonalidades ofrecidos en su primer disco. para esta ocasión Anita Formilan rasga y ahoga sus cuerdas vocales para acercarse al viejo blues de Memphis Minnie, el primer folk sesentero de Karen Dalton y hasta el soul-pop de este siglo de la mano de Amy Winehouse, sin olvidar lo logrado por la psicodelia de los americanos The May Company con su disco Bullyboywithaglasseye y sus guitarras sumergidas en fuzz.

Sin embargo, Mother Island lograr ampliar sus arco iris sonoro para regalarnos una obra variada que alcanza un equilibrio entre los sonidos vintage y la búsqueda actual de líneas melódicas, convirtiendo al Wet moon en un ácido viaje que nos acerca al sonido de bandas como Allah Las, The Growlers y The Black Angels; pero que al terminar de escuchar los diez tracks que conforman el álbum, encontramos elementos propios que despiertan el deseo por escucharlos en vivo y saber de qué son capaces sobre el escenario.


El sonido del Wet moon fue logrado por Matteo Bordin al grabar a la banda con equipo análogo en el estudio Outside Inside y el trabajo de masterización de las cintas por Carl Saff en su estudio en Chicago. Para demostrar lo logrado por Mother Island en el estudio, escogemos los tres minutos de su primer single: "On days like these". La atmósfera envolvente del tema nos atrapa inmediatamente gracias a sus guitarras brillantes que inesperadamente se convierten en un latigazo de fuzz que araña los tímpanos. La gravedad del bajo ofrece un poderoso soporte que es aprovechado por el tenue teclado que alimenta el misterioso ambiente, pero en el momento que la poderosa voz de Anita Formilan, todo queda suspendido a su alrededor bajo un sopor de éxtasis y una extraña sensualidad que enamora y asusta al mismo tiempo.

A finales de diciembre de 2016 fue publicado en el canal de YouTube de la banda el video promocional de "On days like these", trabajo visual realizado por LFR Films. Bajo el cobijo de la obscuridad se escuchar el arranque de un viejo automóvil mientras sus faros alcanzan a iluminar entre las sombras a los integrantes de Mother Island. Su áurea vintage se entremezcla con extraños personajes que sólo el manto nocturno puede albergar: un tragafuegos, un abuelo con su viejo armonio y un sacerdote junto a una madonna. El grupo se refugia del frío de la noche al calor de un antro donde el cigarro, el alcohol y la música ahogan la tenue luz eléctrica mientras una joven baila con la hipnótica melodía.


Tras escuchar esta pequeña maravilla, revisamos la tapa que guarda al Wet moon y observamos una impactante imagen de unas ruinas construidas en alguna cumbre perdida bajo el resguardo de la diosa luna. Este collage  hecho por Madalina Antal nos atrapa directamente, pero dicho trabajo por completado por el artwork realizado por Jacopo Berlaffa. Al poco tiempo de la publicación del disco, Mother Island ha quedado reducida a un quinteto, pero ello no ha evitado que la banda presente su material en cuanto un escenario de su país brinde la oportunidad. Sin embargo, el grupo tiene un sonido tan especial que puede salir de las fronteras italianas para ser escuchado y disfrutado en cualquier lugar... dejemos que el tiempo pase para que Mother Island recoja los frutos de esta excelente producción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario