Páginas vistas en total

lunes, 20 de febrero de 2017

Beelzefuzz : las obscuras intenciones detrás de un nombre


Ponerle el nombre de Beelzefuzz a tu banda te asegura que todos volteen y pongan atención a ese peculiar juego de palabras, cosa importante en el tan competido mundo del rock distorsionado de la última década. Sin embargo, para hacer honor a dicho apelativo es necesario crear un proyecto que realmente sacuda el suelo a punta de guitarrazos y que las melodías nos remitan al príncipe de los demonios y al señor de las moscas. Uno podría esperar una banda refugiada en los sonidos arenosos del stoner, pero lejos de esta idea, nos encontramos con un grupo formado en 2009 que explotó la mezcla entre el metal progresivo, el doom y el hard rock setentero.

El paso de los años llevó a los integrantes originales de la banda por distintos caminos musicales que terminó en un rompimiento en 2014. El vocalista y guitarrista Dana Ortt quiso continuar bajo el sugestivo nombre de Beelzefuzz el proyecto con el baterista de la banda Darin McCloskey, quien entró con los de Maryland en 2011 luego de formar parte de Pale Divine, grupo clavado en el doom. Esto provocó una disputa legal con el bajista Pug Kirby, teniendo que bautizar momentáneamente a la banda como Righteous Bloom.


Dana Ortt ha ganado en los tribunales y nuevamente nombró a su banda como Beelzefuzz, integrándose al conjunto el bajista Bert Hall y el guitarrista Greg Diener, otro miembro más de Pale Divine. Este difícil trance ha quedado inmortalizado en el título del disco más reciente del grupo The righteous bloom, material editado por The Church Within Records y Restricted Release en septiembre de 2016 que fue grabado en Diener Manor Studios por el propio guitarrista recién sumado y mezclado por Richard Whitaker, quien ha colaborado con gente como Lord Vicar y Orchid.

Si el propio nombre de la banda es suficiente para despertar el intereses del público ávido por música interesante y fuerza en su interpretación, la portada del The righteous bloom también logra dicho cometido gracias a la ilustración de una alada mujer desnuda sobre un onírico fondo que une a la tierra con el cielo. Este espectacular trabajo artístico fue realizado por David Paul Seymour, dibujante que ha realizado distintas tapas para bandas como Wo Fat, The Vintage Caravan, Goya, Lowburn y el tributo a Jimi Hendrix publicado por Redux Records.


The righteous bloom es un disco que continua con lo hecho en el debut de Beelzefuzz en 2013, donde el gusto por bandas clásicas del hard rock setentero como Deep Purple, Black Sabbath y Uriah Heep se funden con otros estilos como el proto-doom de Pentagram, el revival sueco de Graveyard y el doom-metal de Earthride. El resultado final es un disco de riffs de guitarra hechizados, uno que otro teclado ambiental, un bajo envolvente, una batería directa y voces que recuerdan los colores de David Byron de Uriah Heep, Mark Farner de Grand Funk y John Lawton de Lucifer's Friend. Al termino de las once pistas que conforman el disco, un sabor a stoner metal progresivo queda en la boca,  lo que obliga a remitirnos a los grupos suecos Spiritual Beggars (proyecto alterno de Michael Amott a Arch Enemy), Luciferian  Light Orchestra (proyecto alterno de Christofer Johnsson a Terion) y Year of the Goat.

El primer single que se desprendió del segundo disco de Beelzefuzz fue su tema inaugural "Nazzriff", canción inspirada en el cuento de misterio The repairer of reputations de Robert William Chambers publicado en 1895. La figura de la guitarra inicial es hiriente, cortante y asesina, un lugar a donde el resto de los instrumentos terminan por seguir hasta crear un sonido colosal. La guitarra de Diener se abre paso para mostrarnos sus mágicos juegos sobre las cuerdas mientras la imponente voz de Dana Ortt nos habla de un juego de influencias y obscuras intenciones que terminan en el límite entre la cordura y el delirio. El aire teatral de la melodía completa la mística escena y logra darle a la canción una fuerza dramática coincidente con poder de los acordes, mezcla perfecta para convertirse sin lugar a dudas en un track inicial.

"Nazzriff" se publicó como sencillo en marzo de 2016 como previo al lanzamiento de The righteous bloom y en ese mismo momento fue presentado el video para dicho tema. Este trabajo visual fue realizado por  Pat W. Dougherty y Brad Wallace a través de CineMavericks Media, los mismos que hicieron los video para "Reborn" y "Lotus jam", los dos singles que se desprendieron del álbum debut de Beelzefuzz. En esta ocasión podemos observar a la banda vestida elegantemente mientras le rinden culto a un maniquí de mujer a través de un juego multicolor y onírico de imágenes. Velas,  cráneos, guitarras, lluvia y muerte se encuentran en un mismo espacio visual donde la intensidad se entremezcla con el misterio.


Beelzefuzz está sobre los escenarios presentado The righteous bloom, un material que ha costado sangre, sudor y lágrimas pero que ya está a nuestro alcance. Ahora es momento de ir recorriendo sus intrincados senderos y disfrutar su calidad interpretativa, ya que "Nazzriff" tan sólo es la punta de lanza. Es sencillo perderse en los densos abismos sonoros que ha creado la banda, pero sin lugar a dudas este paseo por el laberinto es gozoso para el oído, y una vez que encontremos la luz al final del túnel, las neuronas le darán forma a esta grandiosa obra...


No hay comentarios:

Publicar un comentario