Páginas vistas en total

lunes, 9 de enero de 2017

The Heavy Minds : bajo las aguas del hard blues psicodélico


La batería marca un ritmo y con él rompe el silencio que lo precedía. A lo lejos se escucha un conteo y el golpe de las guitarras inundan el horizonte sonoro con sus acordes ahogados en fuzz, riffs al unísono que en su cuerpo escoden la gravedad del bajo y la amplitud de los teclados. La pesadez de un duro blues electrificado cae sobre nosotros, uno que nos recuerda aquellos sonidos de finales de los años sesenta gracias a su mezcla con lo lisérgico de la psicodelia clásica y que desde hace algunos años ha resurgido para inundar el panorama auditivo del mundo. 

Encerrados durante varias semanas en algún sótano de Linz, Austria, un joven trío llamado The Heavy Minds se dio a la tarea de componer y grabar su álbum debut titulado Treasure coast con el que lograron sumarse ácido tsunami del hard psych y el rock vintage, por medio de siete alucinógenos temas que hacen cimbrar la tierra desde sus cimientos un nuevo power trío nos toma de la mano para llevarnos a un fuerte viaje sin retorno hasta las estrellas.


Europa central no pudo aguantar la tentación de crear música a partir de los sonidos retro del viejo rock del siglo pasado, y The Heavy Minds son un ejemplo de ello. Su primer disco publicado en julio de 2015 a través de StoneFree Records contiene todo lo que está sonando en el planeta desde hace algunos años, desde el hard blues sesentero de gente como The Yardbirds, Hendrix, Cream y Led Zeppelin hasta la distorsión psicodélica de garage que hacen las bandas norteamericanas como Radio Moscow y The Black Angels, pasando por los experimentos binaurales de The White Stripes, The Black Keys que han emulado los grupos brasileños The Red Boots, Muddy Brothers y Muñoz, así como de otras partes del mundo como The Bonnevilles de Irlanda del Norte.

The Heavy Minds se formó en 2013 por Chris Hofer en la batería, Tobias Hochwagen y Lukas Götzenberger en las guitarras eléctricas, siendo precisamente en la combinación de éstas la que crea el ambiente sonoro particular de la banda. La combinación de pedales y amplificadores recrean un ejército de sonidos que abarcan los graves del ritmo hasta los agudos de la melodía, acordes cósmicos que forman a su alrededor una atmósfera mágica de fuerte intensidad y luces multicolor.


El track inicial del Treasure coast fue utilizado por la banda como su primer single, perfecta carta de presentación que nos muestra la propuesta sonora de The Heavy Minds a través de los juegos en la tarola de Chris y la fuerza de la melodía que interpretan las guitarras eléctricas a una sola voz. Mientras los acordes graves del zurdo Tobias sostienen al tema, un mágico solo escapa de las manos de Lukas para acompañar sus ásperas cuerdas vocales. No hay bajo y no hay teclado, pero su fantasmagórica presencia se hace sentir para crear un muro sonoro infranqueable que muestra su poder en cada pausa de la lírica.

Así como el aura que desciende desde lo más alto según la portada del disco hecha por Thomas Gasperlmair de Aplacefortom, la luminosidad de "Rivers" aclara el camino que recorrerá la banda a través de la placa. La destreza de la batería muestra la implacable fuerza y ritmo del mismo, la combinación sonora de las guitarras que se levantan triunfantes ante el silencio nos preparan para el resto del material. Dulce psicodelia que utiliza al viejo blues eléctrico para explotar las neuronas en un frenesí de colores e imágenes que se conjuntan con la música y las metáforas de la lírica.

"Ella vino del río de los dioses, mi nena se ahoga en el río de los perros. El arte de la muerte es perverso, los forajidos huyen tristes. El cielo refleja la ira y todo el odio también..."

Junto con el lanzamiento del disco, The Heavy Minds publicó el video de "River", un trabajo visual realizado por Christian Fischer que muestra a la banda haciendo lo que mejor saber hacer: hacer ruido con sus instrumentos. Resguardados en el calor familiar de un desván bajo un techo de madera, el grupo enciende sus amplificadores para golpearnos con su aplanadora sónica que han creado con arduo trabajo, mismo que los ha llevado a tocar con gente como Blues Pills, Dead Meadow, Asteriod, Earthless y Limestone Whale, además de participar en el festival local de stoner Lake on Fire 2014 junto a los reconocidos Colour Haze, The Vintage Caravan, My Sleeping Karma, Stoned Jesus y Red Fang.


El escenario vintage ha sido robado por las bandas norteamericanas y suecas, aunque otros países de Europa, América y hasta Asia buscan un espacio propio a través de propuestas frescas, gran poder interpretativo e intrincadas letras que despierten el interés del público ante la creciente oferta. Sin lugar a dudas, The Heavy Minds es uno de esos grupos a los que debemos poner atención gracias a su calidad sonora, a su ingenio lírico y a sus temas infecciosos. Por lo pronto, hace algunos meses lanzaron como single el tema "Footpath to fortress", mismo que tan sólo hace despertar más el ansia de tener en los tímpanos el próximo disco de los austriacos... ojalá y sea pronto!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario