Páginas vistas en total

miércoles, 11 de enero de 2017

Svartanatt : entre demonios, tigres y vintage sueco


Un tigre cornuto camina a través del manto obscuro de la noche mientras nos muestra sus fauces para intimidarnos y hacernos retroceder un paso hacia atrás. Al igual que el extraño ser, el demonio que todos tenemos en nuestro interior ruge para demostrar su poderío y tender nuevamente su trampa de tentación y pecado que irremediablemente nos llevará a la destrucción. Aquí está nuevamente la afrenta, un reto contra la débil alma que pelea todos los días contra sí misma...

Branca Studio nos regala de nuevo una hipnótica portada con la que nuestra atención es enganchada sin remedio, tentando así al deseo por saber que tesoro musical guarda en sus adentros. Así como lo hizo con las tapas para los discos de Honeymoon Disease, Dead Lord, Hypnos, Psychedelic Witchcraft, Duel, Beastmaker o Mountain Witch, ahora nos ofrece esta bella ilustración para la nueva sensación escandinava: Svartanatt. Bajo el sigilo que sólo un felino puede tener, esta banda llegó a los oídos del mundo para sacudir neuronas, arrasar con las recomendaciones de las distintas revistas especializadas y ser nominados al Gaffa-Priset como la mejor banda de rock sueco del 2016.


A través de The Sign Records, Svartanatt publicó en agosto de 2016 su disco debut, albúm que claramente bebe directamente de dos aguas distintas: por un lado el hard rock setentero de Uriah Heep, Hawkwind, Thin Lizzy y UFO que construyó las bases para el llamado New Wave of British Heavy Metal; y por el otro la herencia directa del mítico "Nicke" Andersson (con sus The Hellacopters y Imperial State Electric) y el hard rock vintage sueco, encontrando un punto intermedio desde las guitarras de Graveyard y Horisont hasta los teclados de Siena Root y los primeros discos de Greenleaf.

Esta banda originaria de Estocolmo se convirtió en la revelación del último año dentro de la fascinante escena retro de Suecia, pero a pesar de sus obvias referencias sonoras, logran construir un concepto propio donde los teclados atmosféricos y los riff de guitarra se entre mezclan para enamorar a cualquier buscador de rock vintage en el mundo. Sin embargo, no todo es una sorpresa, ya que las vocales y la guitarra corren por cuenta de Jani Lehtinen, quien formara parte de la distorsionada banda The Scrags.


Acompañando al viejo tigre sueco, cuatro felinos más se suman a los sonidos de la noche negra: Felix Gasste en la guitarra eléctrica, Mattias Holmström en el bajo, Daniel Heaster en la batería y Martin Borgh en el órgano. Una vez conformados como quinteto, Svartanatt se metió a los estudios de Slow Beat junto con Jonas Strömberg en la primavera de 2015 para grabar algunos temas, mismos que fueron mezclados por Konie Ehrencrona en el Studio of Cobra. De dichas sesiones, tan sólo tres temas quedaron plasmados en el disco debut: "Demon", "Dead mans alley" y "Secret of the Earth".

Los restantes seis temas del álbum fueron grabados posteriormente en SAE Institute Stockholm por Emil Drougge, sin contar con las voces y los teclados que fueron registrados en el Studio Marlux por el baterista de la banda. Finalmente, el disco fue mezclado por David Zackrisson en el Studio Famous, logrando unir el disco así como lo escuchamos en este momento, pero retrasando su lanzamiento. Sin embargo, "Demon" había sido lanzado como single a las redes electrónicas desde noviembre de 2015, creando una fuerte expectativa sobre la banda.


Dicha primera probada al primer disco de Svartanatt prepara el camino para lo que los suecos tienen como concepto musical, aunque quizá nos queda a deber la fuerza de los teclados que terminan siendo fundamentales para la banda. "Demon" es un tema de twin-guitars que nos inyectan una dosis letal con sus suaves figuras con la intención de voltear la mirada hacia uno mismo y revisar nuestros actos. La intensidad se eleva poco a poco hasta que nos vemos obligados a llevar el ritmo con los pies y agitar la cabeza. La batería juega con los tonos graves de sus tambores ante el fuego de un aquelarre interno, danza maligna que termina por explotar a través de un fundamental solo de guitarra.

En palabras de la propia banda, "Demon es un tema sobre un hombre, que tras haber encontrado el camino correcto, es libre de las tentaciones". La lírica de la canción habla sobre el intento por alejarse de la eterna lucha de la vida, bien y mal en un enfrentamiento constante que ahogan al ser humano en un mar de dudas y tentaciones. El libre albedrío del hombre termina siendo su propia condena, decisiones que poco a poco construyen su destino final.

Con un trabajo visual hecho por Vincent "Pussel" Widegren, Svartanatt presentó el video de "Demon" con la intención de hacer ruido alrededor de su nombre. El tema es adictivo sin lugar a dudas, pero el poder de la imagen termina por enganchar nuestra ansia por aquel vintage sueco que tanto nos gusta. Siluetas tras diversos fondos multicolores nos hipnotizan mientras la banda toca bajo su estética retro a blanco y negro. Barbas, bigotes y largas cabelleras se agitan al ritmo de la canción, una agitada persecución tras esos demonios internos que buscan hacer caer en los malos actos y perversos pensamientos.


Luego de escuchar el Svartanatt de principio a fin, los suecos logra resumir lo que ha sido el rock escandinavo en lo que va del nuevo siglo, un poco de recuerdo nostálgico de los sonidos pasados y otro poco de imaginación hacia los nuevos horizontes del futuro, lugares donde se coloca al hombre enfrentándose contra sus deseos, sus pensamientos y sus acciones. Indudablente, Svartanatt se coloca dentro de las grandes ligas de Suecia y su rock vintage, aquel que ha seducido al mundo y que sigue produciendo pequeñas joyas. Bajemos nuevamente la aguja sobre el vinil y desmenucemos poco a poco todos los secretos que esta maravilla guarda en sus surcos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario