Páginas vistas en total

viernes, 1 de julio de 2016

Nocturnal : bajo el manto de la obscuridad

Hubo algún momento en la historia de una banda sueca en la cual la obscuridad, la noche y la incertidumbre de lo desconocido sirvieron de inspiración para crear un rock de sabores antaños, profundos y misteriosos. Nos invitaban a guardar silencio para que que pudiéramos escuchar aquellos sonidos escondidos entre los rincones de las tinieblas. Las cosas fueron cambiando con el paso de los años, pero este es un buen momento para regresar a ese negro instante que logró llamar la atención de los amantes de la obscuridad a través del hard rock.

Nacidos como grupo en Linköping, una de las ciudades suecas más importantes dentro de la industria tecnológica y la educación de dicho país nórdico, Nocturnal se conformó como una banda de amigos deseosos de hacer la música que desde hacía ya un tiempo dominaba la escena rockera de Suecia, Con inspiración en gente como Norrsken, Graveyard y Witchcraft, Nocturnal formó parte de una especie de segunda generación de bandas con riffs inspirados en los años setentas y un sabor crudo y líricas lúgubres y personales junto a grupos como Trouble Horse, Skogen Brinner, Horisont, Brutus y Spiders.


El primer golpe de la banda fue dado con el single Until the morning light publicado en agosto de 2012 bajo la disquera Gaphals. Acompañada por "Black magic", esta canción colocó directamente a Nocturnal dentro de la escena sueca del hard rock, distinguiéndose de las demás por su gusto francamente vintage, lo que llevaba a compararlos con aquel sonido setentero de guitarras directas, letras desgarradoras pintadas de negro, magia y misterio. Un poco de proto-doom, una pizca de hard blues y otra de occult rock para crear una buena dosis de ganchos rítmicos difíciles de dejarlos pasar.

En dicho momento, Nocturnal estaba conformado por Linus Ekermo en las vocales, Kalle Elfvin en las guitarras, Dennis Skoglund en la batería y Max Monryd en el bajo. Sonido análogo obtenido a través de amplificadores Ampeg, Marshall y Orange. Inspiración nacida en la obscuridad de la noche y el sabor de una espumosa cerveza. Largas cabelleras que se agitan al ritmo de un aquelarre alrededor de una fogata mística, bailes mágicos que invocan a los espíritus malignos ocultos en las tinieblas. 


Refugiados en su pequeño cuarto de ensayos, los vikingos toman sus instrumentos musicales para entonar un canto bajo el manto de la noche, una melodía que enamora al incauto escucha entre posters de Marilyn Monroe, Led Zeppelin, Motörhead, Jack Daniels, Judas Priest y Hammerfall. De entre los árboles nace una voz apoyada en un báculo endemoniado, de sus cuerdas vocales surgen líricas que buscan alojarse en las almas que vagan sin pena por el mundo. El poder de un bajo Rickenbacker soporta la tonada mientras una guitarra se sacrifica en un solo que nos llora por medio de un elemental wah.


Luego de un debut como lo es "Until the morning light", uno esperaría que una banda con la calidad de Nocturnal llegara hasta los cuernos de la luna. Tras el éxito del primer single, la banda publicó un segundo sencillo en marzo de 2013 como preámbulo para su álbum debut presentado en mayo del mismo mayo. Sumando un cierto sabor entre Black Sabbath, Deep Purple y Iron Maiden, las nuevas producciones de Nocturnal los llevaron a girar por su país natal como abridores de bandas como Danava y Spiders. Sin embargo, las cosas cambiarían...

Tras la salida del bajista Max Monryd, la banda encontró en Martin Blomberg a su reemplazo; pero al mismo tiempo sumó a Linus Lundgren como segundo guitarrista para apoyar a Kalle Elfvin. Con el tiempo, la suma de nuevos integrantes fue cambiando el sonido del grupo hasta que se fue alejando del lado obscuro para optar por una luminosidad cercana al rock alternativo. Así como ocurrió con  los franceses The Socks y su metamorfosis psicodélica a Sunder, Nocturnal mutó su nombre a Nocturnalia en consistencia con el nuevo concepto musical propuesto. Desde marzo de 2015 podemos escuchar su Above below within, un disco de instantes ácidos y olvido al hard rock obscuro que los posicionó en la escena sueca. Por lo pronto, nuestra necia memoria nos regresa hacia aquel primer momento, aquel instante de grata sorpresa que llenó el exigente gusto por un rock vintage sueco que no quedaba reducido en una simple copia, sino en una propuesta propia de simple inspiración en tiempos musicales mejores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario