Páginas vistas en total

miércoles, 6 de julio de 2016

Limestone Whale : el joven rock bávaro


Cuando hablamos sobre el actual escena de rock alemán, inmediatamente nos llegan a la mente bandas como Kadavar, The Oath, WedgeHeat y Wucan; un colectivo de grupos que se han orientado hacia el rock vintage setentero en mezcla constante de riffs pesados originales del hard rock y el doom junto con algo de la acidez de la psicodelia y el hard blues británico. Sin embargo, nuevos grupos está alimentando el panorama rockero germano y ahora es momento de darles su espacio propio. 

Limestone Whale se estrenó en marzo de 2014 con un EP de cuatro canciones, pero al fin en mayo de 2016 han publicado su álbum debut. Originarios de los obscuros bosques de Schwandorf en Bavaria, este cuarteto de jóvenes han creado un conjunto de canciones bajo el concepto de heavy psych blues, una mezcla de hard blues y el primer heavy metal con algunas líneas melódicas inspiradas en el rock alternativo de los noventas. Esta mezcla le ha dado a la banda una personalidad propia que ha refrescado los sonidos alemanes, aunque los ha acercado a las referencias suecas de Witchcraft y Graveyard.


Para darnos una idea de lo que es Limestone Whale, la banda se metió a los estudios BigSnuff Studio para grabar de manera análoga y en directo todos los temas que forman parte de su primer disco. El trabajo de grabación y producción musical corrió a cargo de Richard Behrens, bajista de Heat y de Samsara Blues Experiment, además de productor de Wucan, Evil Spirit y Black Salvation. Con esa institución a cargo de los controles, los bávaros se dedicaron a derrochar su calidad sonora en el estudio para obtener un disco de gran calidad.

El primer sencillo de este álbum es "Paralyzed in paradise", canción de guitarra "ferrocarrilera" que corre sobre sus rieles y llama con sus cuerdas al resto de los instrumentos a seguir su vagón. El entrecortado ritmo nos mantiene atentos gracias al gancho de sus riffs y lo pegajoso de su estrofa. Sin embargo, de la nada surge un solo de guitarra lleno de acordes secos, pedal wah y magia que corre de bocina a bocina sin control. Una voz sin pretensiones ni esfuerzos más allá de lo que su rango puede ofrecer nos canta sobre la idealización que hace el ser humano sobre todo lo que está alrededor de sí mismo, pero que al final de cuentas, termina atrapado en una jaula de oro. Luego de un intento escape, la huida es infructuosa tras descubrir que la libertad ha sido una falacia.

Para acompañar el lanzamiento de "Paralyzed in paradise" como primer single del Limestone Whale, la banda lanzó un video promocional realizado por Christian Fischer, material que busca ser un juego surrealista lleno de figuras y metáforas que terminen remitiendo a la juventud, a la locura y a la búsqueda de libertad. Una especie de manicomio o casa de descanso y salud al aire libre nos sirve de escenario donde un persona con problemas mentales es cuidada por el personal del lugar. Aprovechando un descuido, nuestro barbado y demente amigo escapa del lugar, desatando una persecución por el lugar.


Con este mordisco el primer disco de Limestone Whale nos podemos dar una idea de lo que ofrece la banda. Sin embargo, el timing del disco es suave, cadencioso, quizá lento... pero eso no hace menos a la placa, al contrario, la convierte en una producción llena de sentimiento y fuerza en la interpretación. "Paralyzed in paradise" sirve de gancho gracias a su estructura, un escape, un intento de huída de sí mismo; pero el resto del disco nos lleva a la reflexión de uno mismo y su deseo por regresar a tiempos mejores, al pasado, a la juventud... momentos que jamás regresarán pero que el poder de la memoria y de la música logra transportarnos por un instante a ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario