Páginas vistas en total

viernes, 6 de mayo de 2016

Spidergawd : observando el corazón del sol


"La esfinge se postra ante el poder y la inteligencia del hombre. Se miran directamente a los ojos, pero bien saben los dos cual será el resultado tras este encuentro. Magia, misterio y muerte en una sola imagen, en una sola historia. Al ser resuelto el enigma, la bestia no encuentra otra razón para su existencia. Sólo el fondo de un abismo podrá ser el lugar que pueda contener la vergüenza y la ira a la pregunta respondida..."

Esta es la portada del último disco de Spidergawd, publicado en enero de 2016 y que fue nombrado con el número III en referencia directa a una de las influencias de Per Borten, guitarrista y voz de la banda (el primer disco que pudo comprarse con dinero propio fue el Houses of the holy, primer placa de Led Zeppelin, placa que rompió con la tradición numérica de los ingleses). Las hermosas imágenes de Emile Morel nos recuerdan viejas leyendas místicas de dioses olvidados que nos acercan a los sueños que recrea la banda y que hasta dieron origen al nombre de la banda (Bent Saether, bajista del grupo, lo propuso tras ver el trabajo de Morel).


Aunque el recuerdo nos podría llevar a los experimentos sonoros de Jeff García (líder de Grateful Dead), Spidergawd es una quimera sonora que toma en sus manos la acidez, la estridencia y la fuerza para construir un muro sónico infranqueable, un lugar de viajes psicodélicos profundos y un universo mágico lleno de imágenes e historias paralelas a la realidad.

Es difícil separar a Spidergawd de Motorpsycho, leyenda del rock en Noruega. Bent Saether es miembro fundador del grupo y Kenneth Kapstad toca la batería con él desde 2007. Motorpsycho siempre se ha movido más hacia el rock progresivo de momentos psicodélicos y jazzeros, pero Spidergawd es mucho más agresivo, más distorsionado y más cavernario.


Gran parte del sonido de este proyecto se basa en las densas atmósferas que crea el saxofón alto de Rolf Martin Snustad, quien en lugar de seguir melodías o hacer solos con su instrumento, toca acordes profundos que logran meter las composiciones de Spidergawd a aquel abismo donde descansan los restos de la esfinge. Quizá más que en sus discos anteriores, en este III podemos escuchar al saxofón resonando en las bocinas en un intento de recrear el sonido de la banda en vivo, trabajo logrado por el propio Per Borten y el ingeniero de sonido Havard Soknes.

Para comprobarlo, hoy compartimos el primer sencillo del disco. "El corazón del sol" es un demonio sonoro que logra su cometido: tomar de la mano al escucha para llevarlo a un fuerte viaje de peyote por desérticos caminos. Las guitarras se deshacen en nuestros oídos, el saxofón se levanta imponente al generar una pared de tonos graves junto con el bajo eléctrico, la batería que inició con una juguetona figura de cencerro (cowbell) termina golpeando todo lo que encuentra a su paso sin piedad alguna. Per Borten se luce con un espectacular solo en las seis cuerdas, logrando con él arrancar nuestros pies de la tierra para transportamos a dimensiones alejadas a  millones de años luz de aquí. Al remate final de la canción, el saxofón de Snustad se transforma en aquel tétrico coro de trompetas que anunciará el Apocalipsis. A cada soplido, a cada resonar, nuestra piel se eriza irremediablemente... sabemos que es un presagio de dolor, castigo y muerte.

"El corazón del sol", desde la plataforma Spotify:  https://open.spotify.com/track/5JFhGy0epatQRFuu9GFQN2


Un estruendo cae desde el cielo, un anuncio que sólo podrán recibir todos los que estén preparados. La guerra entre el día y la muerte, la pelea del individuo entre sus acciones y su interior, el duelo entre la realidad y la imaginación. Quizá un sacrificio que ofrezca el cuerpo y el amor pueda satisfacer a los dioses hambrientos de muerte. Esta es la única verdad que se puede decir y seguir, y quizá así, podamos ver el corazón del sol...

Acorde con en el concepto sonoro del disco, Spidergawd publicó un video promocional de "El corazón del sol" donde podemos observar a la banda en vivo a través de imágenes captadas con cámaras GoPro, las cuales son equipos personales de video que muestran puntos de vista realmente cercanos e íntimos. El video realmente nos hace estar en el escenario junto con la banda y nos enseña la intensidad que tiene cada integrante, situación que realmente se logra cuando sabemos que estas tomas se lograron en el concierto Pstereo de Trondheim, Noruega, su lugar natal. Sin embargo, el audio no corresponde a dicha presentación, sino que podemos escuchar la grabación original del disco en un intento por cerrar el círculo de la idea de su grabación.


Estar en dos bandas es como andar con dos distintas mujeres,  es como estar con dos familias diferentes. Tras la grabación de III, Bent Saether decidió continuar con el trabajo de estudio, pero con Motorpsycho. Lejos de que el bajista abandone la banda, para las presentaciones en vivo ha sido sustituido por Hallvard Gaardlos, y por si fuera poco, ha sido incluido en calidad de músico invitado a Roar Oien quien se encarga de la pedal steel guitar. Sin embargo, si su apretada agenda se lo permite, Saether se hace un espacio para tocar con Spidergawd en algunos conciertos.

Hallvard Gaardlos y Roar Oien
Para acompañar el lanzamiento de III, Crispin Glover Records publicó un Box Set que incluye los tres álbumes de la Spidergawd y que está acompañado por las ilustraciones de Emile Morel. Con este recopilatorio, todos aquellos que no hemos tenido la oportunidad de escuchar el potente trabajo de la banda tendremos en nuestras manos todo su material discográfico. Noruega puede sentirse orgullo de tener una de las mejores propuestas sonoras que existen actualmente, que a pesar de tener obvios referentes musicales, son un grupo con un sonido muy definido gracias a las composiciones de Borten, a la imaginación sonora de Saether, a la fuerza impresionante de Kenneth Kapstad y a la profundidad atmosférica de Snustad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario