Páginas vistas en total

miércoles, 4 de mayo de 2016

Murderock : un ojo que observa esa generación salpicada de sangre



Una bella joven es violada en su juventud, quedando muda por el trauma. Tiempo después, esta chica acepta un "aventón" (hitching a ride), pero el conductor la rapta, la convierte en una adicta a la heroína y la obliga a prostituirse. En una ocasión, ella se negó a complacer a un cliente, provocando la ira de su captor, quien le termina sacando un ojo. Cuando finalmente se decide a escapar, encuentra a sus padres muertos... este el momento de tomar venganza.

Esta es la historia de Frigga, la cual está contada en Thriller - en grym film. Una chica que busca tomar revancha contra todos los que han maltratado, contra los que han abusado de ella, los que se han aprovechado de su condición. Violencia genera violencia, una venganza que busca arrancar de raíz el problema. La mujer débil se transforma en una vengadora sin remordimientos. Artes marciales, defensa personal y una escopeta serán suficientes para borrar del planeta a aquellos que eliminaron la inocencia, la ilusión y los sueños de una joven mujer.


La banda norteamericana Murderock retoma el clásico del escritor y director sueco Bo Arne Vibenius de 1974 para crear un poderoso tema lleno de coraje y fuerza, mismo que sirve de primer sencillo para su álbum debut titulado Splatter generation, el cual fue publicado en marzo de 2016. Hard rock, metal y horror punk como denso soundtrack para aquellas películas de terror, suspenso y asesinato que mancharon las pantallas hasta teñirlas de rojo vivo.

Según la historia que la propia banda nos cuenta, ellos son herederos de los hermanos Ferox, quienes fueron músicos de folk blues en el siglo XIX. Edie "Momma" Fox, madre de los integrantes de Murderock, tenía una tienda de videos VHS con puros títulos de horror. Con estos antecedentes, Freddie Ferox (voz), Franky Ferox (guitarra eléctrica), Paulie Ferox (bajo) y Zachy "Zacula" Ferox (batería) decidieron hacer una banda que hablara de dichas películas y donde pudieran tocar aquella música al puro estilo de gente como Misfits, Motörhead, Venom, Slayer, Danzig y Dead Kennedys. 


Con un sonido y un concepto muy cercano al Rob Zombie, Muderock nos regala una colección de doce temas llenos de rock duro y líricas mórbidas sacadas directamente de la videocasetera. Con la dirección de Richard Spagnola y la grabación hecha en los estudios Dog Water en su natal Reno, Nevada, la banda nos permite escuchar extractos de los filmes mientras nos narran los momentos fundamentales de aquellas historias sangrientas que acompañaron a una generación más inocente y menos tecnologizada.


Utilizando uno de los nombres alternativos de Thriller - en grym film, Murderock construyó un rasposo himno con sed de venganza basado en la belleza de Christina Lindberg, musa setentera que inspiró a Quentin Tarantino para su personaje de Elle Driver en su Kill Bill. Sexo y violencia, éxito en la pantalla y referencia obligada para los clichés cinematográficos sobre las mujeres, la crueldad y la venganza.


Un grito y un disparo... así comienza "They call her one eye". Una guitarra lenta y distorsionada marca un riff agresivo mientras el bajo y la batería marcan redobles a su paso. El ritmo queda marco y le da el espacio suficiente para que la voz exclame frase sobre un ángel armado, la huida de los cerdos y un rostro tuerto que busca saciar su sed a través del asesinato. De fondo podemos escuchar algunos diálogos de la película original, pero todo queda sintetizado en la frase que repite una y otra vez Freddie Ferox: come on baby, testify!!



Con un video dirigido por Rev Phantom, podemos escuchar el primer sencillo de Murderock acompañado por las letras de la canción y extractos de la película de Bo Arne Vibenius, mismos que idolatran a Christina Lindberg y que a la vez nos permiten entender un poco del trama de la misma. Escenas clásicas como la de Friga con su escopeta en la mano matando a sus verdugos, la carrera de automóviles en la carretera y el momento en que Tony (el captor y proxeneta) le saca el ojo a la protagonista (imágenes controversiales, ya que para lograr el realismo de la escena, el director utilizó un cadáver).


Splatter generation nos regresa a los años en que un videocassete era la única forma de acercarse al cine prohibido y censurado, era la única posibilidad de ver ese cine lleno de violencia y sexo conocido como "serie B" pero que con el paso de los años se convirtió en algo de culto por sus historias, por su fotografía y por el arte de sacar una producción con escasos recursos técnicos y monetarios. Con un nombre sacado de una de aquellas películas (Murder rock: dancing death, del director italiano Lucio Fulci), bien podemos imaginar hacia dónde se dirige este barco musical, pero rescatar Thriller - en grym film es realmente un puerto a donde debe de atracar.

Cuarto de ensayos de Murderock



No hay comentarios:

Publicar un comentario