Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2016

Lizzies : Mujeres y heavy metal


El heavy metal de la escuela clásica ha regresado con nuevos bríos, aquellos sonidos de principios de los años ochenta de rápidas figuras de guitarra y ritmos de salvajes galopes vuelven a tronar las bocinas. Pantalones de mezclilla entubados, cuero negro y playeras negras con los logotipos de la antiguas bandas se convierten en el uniforme para subir al escenario y dar la batalla. Las notas nos hacen agitar la larga cabellera y subimos la mirada para observar quienes son los culpables, pero ¡oh gran sorpresa!, cuatro bellas chicas son las que traen en sus manos el recuerdo de glorias pasadas.

Desde Madrid, España, nos llega Lizzies, una banda que recupera ese metal clásico callejero que se mezcló con la irreverencia del punk inglés al más puro estilo de gente como Iron Maiden, Judas Priest o Motörhead. Dejando a un lado su idioma propio para adoptar el natural para el género, cuatro jóvenes damas entonan melodías originales bajo el sopor del rock rápido y agresivo para hablar de la guerra, de lo maldito y de la vida del metalero en el camino y las giras.


El encuentro entre la guitarrista Patricia Strutter y la bajista Motorcycle Marina en 2010 sembró la semilla maldita de formar un grupo que tocara heavy metal conformado por puras mujeres. Fue así que tras algunas audiciones se les sumaron Lucia Xauri en la batería y Elena Zodiac en las vocales. Ya integradas en 2012, el grupo buscó un nombre que representara sus gustos y su personalidad, encontrando en la película norteamericana "The warriors" la referencia ideal de "Lizzies", una pandilla formada exclusivamente por chicas. 

Tras el girar de un demo grabado a mediados de 2012, Lizzies comenzó a sonar en distintas estaciones de radio de la capital española, logrando así tener la oportunidad de tocar en diversas salas. Gracias a su sonido, la banda decidió meterse a los estudios de grabación para editar de manera independiente su primer EP en octubre de 2013 bajo el título de End of time, una colección de cinco temas infecciosos, coros pegajosos y metal puro.


Para muestra, un botón... Esto es "Speed on the road", una rola llena de velocidad donde la Gibson Flying V de Patricia vuela con su ritmo hiriente como navaja mientras son devorados los kilómetros sobre la carretera. Más allá de la imagen que mezcla a algunas de las chicas de The Runaways con Bruce Dickinson cuando entró a Iron Maiden, la voz de Elena es agresiva y directa, sin miramiento y sin freno. El golpe de la batería es contundente, haciendo que Lucía mantenga el tiempo que la guitarra eléctrica dicta. Para complementarlo, el bajo de Marina iguala el riff principal para conformar un cuerpo robusto a la melodía que sólo es cortado por las notas "en mute" de la guitarra.


"Cerveza y las llantas quemando el asfalto. Música y lujuria sobre el camino. No hay resaca, el hígado es de acero. Noche tras noche y milla tras milla, las ruedas siguen su andar hasta el mismísimo infierno. Rompiendo las reglas, la banda nos prepara los oídos para un solo mensaje: alcohol y heavy metal..."


Para acompañar la promoción de este sencillo, Lizzies lanzó un video de la canción donde podemos observar lo que sería obvio: la banda en la camioneta y tras bambalinas mientras corren los litros de cerveza. Un videojuego o una baraja española sobre la mesa para matar el tiempo hasta llegar a la siguiente parada. Este es camino ha seguir para una banda nueva que tiene el metal como bandera, rock y carretera hasta forjar un nombre propio, alcohol y asfalto para curtirse y seguir adelante.


El esfuerzo fue bien recompensado: Lizzies comenzó a girar por su natal España y algunos países europeos, convirtiéndose en teloneras de gente como Thunder Mother, Crucified Barbara, Leather Heart o Imperial State Electric; además de grabar un nuevo sencillo titulado "Viper". Sin embargo, el camino del rock nunca ha sido sencillo, mismo que provocó la primera baja dentro del grupo. Lucia Xauri abandonó la banda a finales de 2014, pero fue rápidamente sustituida por Saray Sáez quien se estrenó con la banda en vivo tras cuatro días de ensayo.


Para este 2016, Lizzies lanzará su primer álbum completo que tendrá como título Good luck, mismo que fue producido por Ola Overkill y masterizado por Magnus Lindberg (quien ha trabajado con Black Trip, otra referencia de la nueva ola del heavy metal de sabor ochentero). ¿Qué será lo que nos presentará esta placa? ¿La intensidad se mantendrá o el sonido cambiará en búsqueda de nuevos senderos? Muy pronto tendremos las respuestas en nuestros oídos...


Cuatro mujeres que desempolvan aquel hard rock salvaje nacido entre callejones y pandillas que terminó llenado estadios por todo el mundo, metal agresivo y directo que agita las cabelleras ante desenfrenados ritmos de guitarras penetrantes y coros llenos de intensidad, música que entra al cuerpo para sacar nuestros demonios internos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario