Páginas vistas en total

miércoles, 24 de febrero de 2016

Spiritual Beggars : un nuevo diamante para Michael Amott


Escribir sobre Spiritual Beggars es hacerlo sobre una de las primeras bandas, que en la búsqueda de tributar aquel sonido hard rock de los años setentas, crearon una tendencia musical vintage en Europa que con los años se convertiría en algo común. Veinticuatro años de carrera y ocho discos de estudio nos hablan de toda la experiencia que Michael Amott y su banda han adquirido, donde el gusto retro sirve de inspiración para crear nuevas joyas.

Este 2016 nos recibió con el anuncio de que la banda de origen sueco publicaría su nuevo disco, que bajo el título de Sunrise to sundown, significaría su regreso a los escenarios luego del Earth blues de 2013. Como muestra de lo que será dicha placa, el pasado 19 de febrero se presentó el video de "Diamond under pressure", el cual es una pequeña animación donde podemos ver la letra de la rola a través del arte del disco; mismo que fue realizado por Costin Chioreanu y Twilight 13 Media.


¿Qué es lo nuevo que nos ofrecen Spiritual Beggars? Por irónico que pudiera resultar, precisamento lo nuevo es lo viejo. Por lo que podemos escuchar en "Diamond under pressure", la banda le apuesta por acercarse más a las estructuras líricas de los años setentas, dejando a un lado la influencia del metal melódico que en algún momento fue básico en el sonido del grupo. Es así como podemos escuchar en este sencillo aires muy cercanos a Rainbow, a Whitesnake y, obviamente, al Deep Purple de la época de David Coverdale.

Siendo imposible negarlo, este single es lo más lejos que Michael Amott ha estado de su estilo "metalero" que lo ha identificado tras su participación con bandas como Carcass y Arch Enemy. Sin embargo, este regreso en las manecillas del reloj de Spiritual Beggars no ha significado un cambio en su alineación. Amott le ha apostado por la continuación del grupo desde 2010, cuando grabaron su Return to zero; por lo que escucharemos la voz del griego Apollo Papathanasio (ex- Firewind), el marcado bajeo de Sharlee D'Angelo (Arch Enemy, ex-Witchery y ex-Mercyful Fate), la batería de Ludwig Witt (Grand Magus) y los teclados calcados del estilo Jon Lord por cortesía de Per Wiberg (Kamchatka, ex-Opeth y ex-Candlemass).


Un teclado cercano a aquella mágica combinación de Hammond y Leslie se deja escuchar mientras marca una melodía, una ahogada voz entona algunos gemidos, mismos que nos sirven para saber hacia dónde se encamina esta canción. El hard rock truena en las bocinas y nuestro recuerdo corre hacia la Mark III de Deep Purple, aquella alineación de la mítica banda británica que combinó el rock duro con la cadencia del funk, el soul y el blues blanco. La guitarra de Amott expulsa su solo de guitarra por medio de la potencia sonora de los clásicos amplificadores Marshall en un tributo directo a ese estilo que mezcla la velocidad y el misticismo oriental muy Ritchie Blackmore. 



"Has construido murallas a tu alrededor, has hecho a un lado a todo el mundo. Sin embargo, lo único que te rodea son tus propios temores, una apuesta perdida desde el inicio... y cualquiera lo puede ver. Una mirada dentro de tus ojos y se puede ver lo que eres: un diamante bajo presión. Puedes tomar otro camino, ¿por qué no lo escoges antes de que pierdas irremediablemente?"



Bajo el cuidado del productor e ingeniero de sonido Staffan Karlsson durante cinco días de grabación, esta primera prueba del Sunrise to sundown nos da una idea sobre cómo sonará el disco completo: teclados omnipresentes, riffs de guitarra bien definidos, una batería cortante, un bajo soportando todo el peso del grupo y la voz de Apollo más Coverdale que nunca. Este es un disco que busca sonar analógico dentro de la era digital.

Staffan Karlsson
Bajo el auspicio de Inside Out Music y Century Media Records, Sunrise to sundown llegará a las tiendas a finales de marzo de 2016, placa que contendrá 11 cortes en su edición ordinaria, pero que en su versión de lujo incluirá un disco extra con cinco temas en vivo extraídas de la presentación de Spiritual Beggars en el festival Roadburn de 2013 y dos covers, uno a Mountain y otro a Ten Years After. 

Amott y su banda están de regreso. Con disco en las tiendas y una gira que cruzará media Europa, tenemos a Spiritual Beggars para un buen rato. Con el disco más retro de toda su carrera,  el grupo deja claro quienes fueron los primeros que buscaron la recuperación del hard rock setentero, encontrando una fuente de inspiración para sus composiciones y creando así un puente de comunicación entre las distintas generaciones que adoran este tipo de música. 




1 comentario:

  1. ¡Deep Purple!

    Escucharé su disco, ¡gracias, Chamín!

    (podré contestar en FB mañana, gracias censura! jaja)

    Saludos!

    ResponderEliminar