Páginas vistas en total

viernes, 12 de febrero de 2016

Killimanjaro : la súplica de los búfalos


Una sola letra puede cambiar totalmente el concepto que podría producirnos una palabra. El Kilimanjaro es una de las montañas más importantes e imponentes del continente africano, fuente de disputas territoriales e historias nacidas directamente de la magia que se desprende de sus tres volcanes inactivos y sus glaciares. Sin embargo, un trío de chicos portugueses se les ocurrió colocar una letra "L" en dicha palabra y el sentido de la misma dió un vuelco de 180 grados. "Kill" en inglés significa matar o asesinar, lo que originaría un tétrico juego de palabras  que terminó dando nombre a su banda de stoner.

El vocalista y guitarrista José Gomes coincidió con el bajista Louis Masquete a principios del año 2011 con la intención de crear música a partir de su gusto por el rock stoner del estilo desértico y el hard rock de principios de los setentas, influencias que van desde Black Sabbath hasta Graveyard, pasando por Orange Goblin y sus paisanos de Black Bombaim. Al poco tiempo se les unió Joni Dores en la batería, con quien comenzaron a realizar "jammings" hasta que al poco tiempo se fueron conformado sus primeras canciones.


Un productor musical los vió durante una de sus primeras presentaciones en vivo e imeidtamente se puso en contacto con ellos para meterlos al estudio de grabación a un módico precio. La banda agarró sus maletas y se fueron a a los estudios Epsilon de San Tirso, donde en una noche grabaron todos los instrumentos y en una tarde todas las voces. Con una producción austera bajo la dirección un productor que no estaba familiarizado con el rock (mucho menos la acidez psicodélica y la aridez desértica), Killimanjaro regresó a su natal Barcelós para encontrar los medios para promocionar las cintas.

Todo se fue alineando a favor del trío portugues, pues una vez que terminaron de mezclar los audios, entraron en contacto con la Barcelós on the Rock- NetLabel, una especie de disquera independiente nacida del esfuerzo por crear medios y espacios propios entre varias organizaciones de Barcelós como la Asociación EsferaNegra, el Colectivo artístico Honeysand, el blog Rock.rola y el programa de radio Sinfonías de Aço. De esta manera, y en un tiempo récord para una banda nueva, en julio de 2011 publicaron el EP Killimanjaro bajo el sello BOTR Records.


A pesar de la producción deficiente, donde la falta de potencia y profundidad sonora es más que notoria, la calidad de la banda logró que Killimanjaro no sólo se colocara como una de las bandas más importantes de rock en Portugal, si no que tuvieron la oportunidad de traspasar las fronteras para llevar su música a otros escenarios europeos.

¿Qué es lo que podemos escuchar en el EP debut de Killimanjaro? El grupo es un power trio que a partir de la potencia del rock ácido y el hard blues de finales de los sesentas hace un stoner crudo, directo y sin filtros. Figuras densas de acordes fuertes que permiten a la guitarra explotar en solos de gran manufactura. Mientras la batería juega con los tiempos, el bajo recrea un sopor de atmósfera pesada que termina por redondear el recuerdo vintage.


Para promocionar la placa, Killimanjaro lanzó como sencillo el track abridor del EP: "Prayer". Para completar su lanzamiento, la banda grabó un video dirigido por A Tua Prima donde podemos observar escenas de maquinaria y trabajo de fábrica mezcladas con otras del grupo tocando en un pequeño antro frente algunos de sus seguidores. Bajo el toque vintage de las escenas a blanco y negro, el power trio nos muestra lo que sabe hacer: explotar sus instrumentos en el escenario hasta que sin remedio alguno abandonemos el cuerpo y nos quedemos absortos con su música.


Los deseos son desencadenados aunque eso nos lleve "directito" al infierno. No hay súplica ni oración que nos remida nuestros pecados. La obscuridad se convierte en una guerra que nos nubla la mente. Perdidos entre ideas y creencias, perdemos el tiempo, las oportunidades y la propia vida. Es momento de dejar todo a un lado para abrirle paso a todo que está dentro del alma...


Si esta mordida a la primera placa de Killimanjaro los ha enganchado, seguramente el Hook de marzo de 2014 no podrán soltarlo. Con una producción y una grabación profesional, además del resguardo de Lovers & Lollipops como disquera de cabecera, la banda alcanzó el reconocimiento mundial y diversas páginas electrónicas realizaron reseñas del mismo; razón por la cual quisimos rascar un poco más para irnos a los propios orígenes del grupo. Killimanjaro se denomina a sí mismo como un grupo de búfalos en la sabana que no ha parado de galopar desde entonces, ahora sólo nos queda esperar con resignación un nuevo material que nos haga tronar las neuronas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario