Páginas vistas en total

lunes, 15 de febrero de 2016

"Drowning" de Brutus : un nuevo golpe del barbado vintage nórdico


Desde hacía algunos meses corrían los rumores de que Brutus, aquella banda vintage escandinava conformada por músicos suecos y noruegos establecidos en Oslo, se encontraba grabando su tercer álbum de estudio. Algunas fotografías subidas por la propia banda en su página de Facebook desde agosto de 2015 ofrecían algunos indicios, pero todo fue confirmado hasta diciembre. 

Sin fecha tentativa de lanzamiento y sin un título para identificarlo, los nórdicos nos sorprendieron el pasado jueves 11 de febrero de 2016 con la siguiente noticia: "El gato ha salido de la bolsa: publicación de un video con el nuevo single del grupo desde la página electrónica de Metal Hammer". Sin tiempo qué perder, nos dimos a la tarea de darle seguimiento a la información, teniendo la oportunidad de ser de los primeros en escuchar una probada de lo que será el nuevo disco de Brutus. 


Tras la publicación del Behind the mountains en junio de 2013 (reseña - review), Brutus se había dado a la tarea de rodar por Europa con su combo de hard rock vintage y letras de introspección personal. Durante 2015  se metieron a los estudios para darle continuidad a dicha placa bajo la dirección de Christian Engfeldt y la participación de músicos invitados como Henning Solvang y Peter Olofsson de la banda noruega Brut Boongaloo. 

Antes de par el paso definitivo, la banda decidió lanzar un sencillo, con la intención de probar la crítica a su nueva producción y para tranquilizar a sus fanáticos quienes esperaban algo nuevo de Brutus tras años de espera. A través de la disquera filandesa Svart Records, se ha presentado "Drowning" en las plataformas electrónicas de YouTube, Spotify y Tidal, esperando su publicación en vinil en próximas fechas.


¿Qué es lo que nos ofrece "Drowning"? El nuevo sencillo de Brutus mantiene el sabor de sus primeras dos placas, aunque con una producción que logra darle brillo y claridad a cada instrumento sin perder la esencia vintage de su sonido. Con la sincronía entre las guitarras de Kim Molander y Johan Forsberg, la melodía mantenida por el bajo de "Krille" Hellqvist, el dulce ritmo de los tambores de Knut-Ole Mathisen y la voz grabada por medio de la técnica de "double-track" de Jokke Stenby; la canción es un pequeño tesoro que seguramente volverá loco a sus seguidores e interesará a quienes no los conocían.

El single es una recuperación por el hard rock setentero muy en la escuela de Black Sabbath, aunque en esta ocasión, Brutus juega con la cadencia melódica de un coro que golpea directamente las neuronas y las deja con los versos tatuados. La fuerza de los instrumentos acompañan las estrofas que narran la melancolía y el dolor, pero llegado el estribillo, todo se convierte en un irremediable reconocimiento del deprimente estado y una dulce resignación.


"Drowning" es un clamor, un ruego de auxilio. Esto es un canto para el hombre que está ahogado por su constante miedo, aquel que le encierra el corazón y hace que las palabras no salgan fácilmente de la boca. La felicidad se le escapa como arena entre las manos y su interior se derrumba completamente. Una posibilidad se ve al final del camino: que el alma se vuelva dura y fría ante lo que la rodea. Sin embargo, algo es muy claro: la debilidad y el temor son mayores. ¿Acaso esta sensación será única y personal? ¿Es el miedo un sentimiento universal? ¿Todos somos una sarta de débiles sin fuerza alguna?




El video que acompaña el lanzamiento del sencillo contiene parte del arte de su portada, el cual fue hecho por el dibujante holandes Maarten Donders, quien realizó la portada del Behind the mountains, además de carteles para eventos con gente como Goya, Blues Pills, Uncle Acid & the deadbeats y Heat, incluyendo los poster del conocido festival Roadburn en sus últimas ediciones.


Brutus regresa con fuerza y esas letras que calan hasta los huesos, lo que augura un regreso triunfal a la escena del rock vintage. Por lo pronto, "Drowning" está girando y sin lugar a dudas se convertirá en las favoritas de las páginas especializadas y todos aquellos amantes del hard rock retro y líricas llegadoras. Ahora sólo queda morderse las uñas en espera de la publicación de la placa completa, un disco que llegará a lo más alto de las listas de popularidad del género si la grabación guarda los estándares de su single. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario