Páginas vistas en total

lunes, 7 de diciembre de 2015

The Black Wizards: el vintage rock ha llegado a Portugal


Portugal nunca ha sido un país que sea reconocido por el rock hecho dentro de sus fronteras. Son pocas las noticias musicales que tenemos de la nación lusitana, y mucho menos estando al otro lado del océano Atlántico. Quizá nos llegue a la mente el recuerdo de la banda stoner y hard rock psicodélico Killimanjaro y su fabuloso Hook del 2014, quizá nos haya llegado a los oídos grupos que comienzan a dar sus pasos como Big Red Panda o Astrodome. Sin embargo, apenas en los últimos meses hemos escuchado en algunos blogs especializados y plataformas de videos sobre la nueva bomba vintage: The Black Wizards.


Apenas en noviembre de 2015 fue presentado por medio de Raging Planet el disco Lake of fire de esta banda tan recomendada, por lo que nos dimos a la tarea de indagar más sobre ellos. Fue así que nos encontramos con su debut discográfico, el EP Fuzzadelic, publicado de manera independiente en febrero de 2015 a través de la página de Bandcamp del grupo. 

El concepto sonoro de la banda es sencillo: un combo de blues, hard rock setentero y psicodelia adornada con fuzz grabado por medios analógicos como el rock clásico; un objetivo logrado de la mano de Filipe Cardu en la producción. Lógicamente, las comparaciones no se hacen esperar y en cuanto escuchamos las primeras notas comenzamos a recordar el sabor a Jimi Hendrix, Cream y Led Zeppelin. Sin embargo, el sabor vintage de los Black Wizards nos remiten a los paisajes sonoros hechos por gente como Radio Moscow, Graveyard, The Black Rainbows, Kadavar, The Dead Weather y, sobre todo, a los exitosos y aplaudidos Blues Pills


¿Cómo es que llega a nuestra memoria estos sonidos cuando escuchamos a The Black Wizards? Esta banda portuguesa bebe directamente del hard rock blusero de finales de los sesentas pasado por el filtro de los pedales fuzz y la acidez psicodélica. Una potente voz femenina corre a cargo de Joana Brito, quien bajo un halo cercano a Janis Joplin, se agita sobre el escenario y con su sentimiento blusero explota las líricas que entona. Pero por si fuera poco, en sus manos se filtran sorprendentes solos de guitarra por medio de una Epiphone en imitación a la clásica Gibson SG, mismos que hacen fabulosos los pasajes instrumentales que forman parte importante del sonido de la banda.


Los precisos golpes en la batería están en las manos de otra chica: Helena Peixoto. Una joven de 18 años que logra tronar las bocinas con su fuerza y el gran ingenio de sus figuras sobre los tambores. A su ritmo se suman en la guitarra de acompañamiento Paulo Ferreira, quien otorga la suficiente base para que Joana se luzca con su gran capacidad interpretativa.


Sin embargo, el puesto de bajista ha sido difícil para los Black Wizards. Para la grabación de su Fuzzadelic escuchamos la calidad de Rui Viriato, un joven de cabellos rizados quien logró amalgamar la potencia sonora de la banda con las ideas melódicas que tenían trabajando desde que se formaron. Antes de la grabación del EP, el puesto era ocupado por Ricardo Mesquita y para el Lake of fire cuentan con la participación de Joao Mendes.
Gracias a la plataforma de videos YouTube, tenemos la oportunidad de ver el único video hecho por el grupo. Con una producción hecha por Super Hater, la promoción del Fuzzadelic se logró por medio del video de "Back in the town", una rola de guitarras cortantes que acompañan la melodía en un asesino hard rock hecho para correr sobre el calor de los caminos polvorientos hasta que los pies no encuentren un soporte en el suelo. 

El pedal wah es apretado para darle mayor sabor a los ritmos. La batería golpea sin cesar y el bajo juega en una competencia con el canto de una mujer que nos habla sobre un irremediable regreso a casa. Dentro de la intensidad orgásmica de la rola, surge desde sus entrañas un espectacular solo de guitarra hecho por Joana Brito, un momento único que puede robarle las palabras a quien lo escuche con atención.

Los ojos han volteado a Portugal gracias a la calidad de The Black Wizards. Más allá de la promoción que les pueda dar una disquera, la banda tiene la suficiente calidad para hacer explotar cualquier escenario y romper las fronteras. Buscamos en sus raíces y logramos encontrar una maravilla: el pequeñísimo Fuzzadelic y su roquero "Back in the town". Mucha atención, si los  Black Wizards siguen sobre este camino, pueden darnos una grata sorpresa...


No hay comentarios:

Publicar un comentario