Páginas vistas en total

martes, 29 de diciembre de 2015

Lemmy : La muerte de Dios o las reglas para vivir en el mundo del rock n' roll


Cuando nos llega la noticia que alguien ha muerto, inmediatamente cabalgan los caballos de los recuerdos para llenarnos la mente de imágenes, historias y anécdotas de aquellos que dejaron este plano de la realidad. 

La información corrió como reguero de pólvora por los distintos medios electrónicos. Muchos incrédulos pensaron en un rumor mal fundamentado o una broma de mal gusto. Su potente imagen se había deteriorado en los últimos años hasta el grado de cancelar conciertos y retirarse del escenario debilitado con la ayuda de un bastón, pero la muerte de Ian Kilmister sonaba como algo imposible. Un comentario en twitter hecho por Eddie Trunk de VH1 confirmaba la terrible noticia: Lemmy había muerto...

Ni la diabetes tipo 2 ni un marcapasos en el corazón habían parado el tren desenfrenado que fue la vida de quien nos enseñó a vivirla en el salvaje mundo del rock n' roll. Drogas, alcohol, cigarro y mujeres fueron el pan diario de un tipo que se convirtió en el ícono del hombre duro, rebelde e indomable que tenía en la música su religión. Historias obscuras giraron alrededor de él, mismas que que se convirtieron en leyenda. ¿Qué más podíamos esperar de alguien que vivió hasta el tope el cliché del rock style life?

Las adicciones se convirtieron sus guías, que en lugar de duros lastres que cargar, le sirvieron como inspiración y como forma de mostrarse ante un mundo lleno de barreras. La leyenda sobre su apodo cuenta que su vicio a los quince años por las máquinas tragamonedas era tan grande, que en esa época no dejó de pedir limosnas para alimentar su deseo. "Lemme have a few quid" o "Lemmy a quid till friday" se transformaron de plegarias en un nombre propio que tatuaba el deseo incontrolable por la búsqueda de alcanzar todos sus anhelos, aunque estos fueran los más bajos.


Como otros dioses de la historia, Lemmy nació un 24 de diciembre en Staffordshire, Inglaterra. Ese niño inglés abandonado por su padre a temprana edad tuvo que convertirse en el joven rudo para ganarse una identidad ante el mundo hostil de la realidad. El gusto por el rock n' roll le llegó gracias a la Beatlemanía y la sarcástica forma de ser de John Lennon. A finales de los años sesentas se metió al universo de las bandas sirviendo de roadie de Jimi Hendrix, con el que comenzó a meterlo al mundo de las drogas gracias al consumo del LSD y las anfetaminas. Por si fuera poco, Lemmy también fue roadie de The Nice, la banda semillera del rock progresivo inglés de la cual formó parte Keith Emerson, el famoso tecladista que formaría parte de Emerson, Lake and Palmer.

 A principios de los años setenta tuvo la oportunidad para unirse como bajista en una banda que le daría sus las primeras tablas para construirse en el monstruo que fue: Hawkwind. El rock espacial y ácido de la banda fue transformado por Kilmister en un insistente golpeteo endurecido por el heavy metal que se estaba formando en ese momento en las islas británicas. El mágico y psicodélico sonido de Hawkwind que servía de fondo musical para los exóticos bailes de Stacia y sus prominentes senos pintados con flores y detalles hippies fue cambiado por ritmos de máquinas industriales y fábricas  que llevaría a Lemmy a componer su primer éxito: "Silver Machine".


Los conceptos musicales y hasta los gustos por distintas drogas llevaron al rompimiento entre Hawkwind y Lemmy, llevando a éste a formar una nueva banda basada exclusivamente en la potencia de la guitarra eléctrica, una batería insistente y su imponente bajo que tocaran el género donde se sentía más cómodo: el heavy metal. 

Su forma de tocar el bajo Rickenbacker y sus composiciones lo llevaron a formar Bastard, grupo que serviría de raíz para crear a Mötorhead, sin embargo, su inconfundible voz se convertiría en el sello indiscutible para la historia del metal. La voz de tragavidrios, aquella que desayunaba cereal con engranes y esculpida a fuerza del inseparable cigarro también nos cuenta su propia historia. Cuando se encontraba forma su nuevo proyecto, Lemmy comenzó a colocar el micrófono sobre el pedestal de forma muy peculiar: hasta las nubes. Dice la leyenda que esta forma de poner el micrófono ayudaba a esforzar más las cuerdas vocales, logrando que la voz se escuchara más ruda y "rasposa". ideal para su concepto pesado que estaba creando. Otros dicen que Kilmister se distraía mucho en el escenario al intentar cantar y tocar de manera veloz, por lo que la colocación del micrófono llevaba sus ojos lejos del eufórico público o de plano a cerrarlos.


Parte del sonido que conformaría el concepto de Motörhead no sólo surge del heavy metal setentero de Inglaterra, sino también del naciente punk. Lemmy estaba tan enamorado de este género que se hizo amigo de Sid Vicious, bajista de Sex Pistols a quien trató de sacarlo del vicio por la heroína y hasta intentó enseñarle a tocar mejor. Además de ello, se contactó con Ed Stasium (productor de The Ramones) para que produjera el 1916 de Motörhead, aunque a la mitad de las sesiones de grabación fue corrido por diferencias en el propio concepto.

En innegable que gran parte del legado musical de Lemmy se encuentra en Motörhead, una banda que grabó 22 discos de estudio y 10 en vivo. Su estilo es único e irrepetible, sirviendo de inspiración y admiración a muchísimas bandas dentro del espectro musical del rock n' roll. Una vez alcanzado el éxito con Ace of spades, Motörhead se convirtió en un ícono de heavy metal donde su conceto musical permaneció imperecedero hasta apenas hace unos meses con los altibajos de su salud durante la gira de promoción del Bad magic. 


Lo anterior nos obliga a recordar la historia que dió origen al nombre de la banda. Cuando Lemmy Kilmister formaba parte de Hawkwind se hizo adicto a drogas duras como el cristal, la cocaína y las anfetaminas. Era tal su adicción que escribió una canción sobre ello que se convirtió en el último sencillo que Lemmy grabó con la banda de space rock. En ella habla sobre el efcto que estas drogas hace en sus consumidores, ya que su cualidad es subir la energía, la velocidad de reacción y poner la cabeza como "un motor", de donde se acuña el apodo de "motorheads" a estos adictos. Al formar su nueva banda, Lemmy desecha "Bastard" por "Motorhead", colocando unas diéresis a la segunda "O" para que se viera más maldito el nombre en las tipografías.


Durante el paso de los años, Lemmy participó con muchas personas del mundo de hard rock debido a ser un parteaguas en su historia y un punto de referencia obligado. Lars Ulrich, antes de ser el baterista de Metallica, fue presidente del club de fans de Motörhead en Estados Unidos, al grado de salir en las fotos que forman parte del arte interior del Orgasmatron de 1986. Obviamente, una vez consolidados Metallica, además de tocar infinidad de ocasiones covers a las rolas de Lemmy, lo invitaron a participar con ellos en el escenario.

Es difícil no escribir sobre el rescate que hizo Dave Grohl de varias leyendas del heavy metal con su proyecto Probot. El ex baterista de Nirvana y Queens of the Stone Age deseaba quitarse el halo "tranquilo" generado por su banda Foo Fighters y se decidió por hacer en 2004 un disco más pesado donde pudiera reflejar su gusto por las bandas clásicas del género. Tras algunas sesiones frustrantes, Grohl se decidió por buscar directamente a sus ídolos de adolescencia para que participaran en las grabaciones. Fue así que Lemmy hace "Shake your blood", rola que serviría de sencillo promocional de dicho disco. Cabe resaltar que en su polémico video, podemos ver a Dave Grohl felizmente portando una playera de Motörhead... 


Finalmente, podemos traer a la memoria la ultima participación de Kilmister fuera de Motörhead. para el disco que regresó a los reflectores al ex guitarrista de Guns n' Roses: Slash. Bajo un título homónimo, en 2010 se publicó dicha placa donde podemos al aplaudido guitarrista acompañado de gente de la talla de Andrew Stockdale (guitarra y voz de Wolfmother), Iggy Pop, Dave Grohl, Chris Cornell (vocalista de Soundgarden y Audioslave), Miles Kennedy, Ozzy Osbourne, Alice Cooper, Flea (bajista de Red Hot Chili Peppers) y a tres de los ex integrantes de los propios Guns n' Roses (Duff McKagan, Izzy Stradlin y Steven Adler). Lemmy a porta su "aguardientosa" voz para "Doctor Alibi", rola escrita por el propio bajista y Slash que llevaría a la gente a buscar nuevamente los discos de Motörhead.



Finalmente, queremos compartirles un video donde podemos ver al dios Lemmy interpretando su padrenuestro: "Ace of spades". Esta versión en vivo es acompañado por Slash en las guitarras y por Dave Grohl en la batería para la entrega de los premios Revolver Golden Gods Awards de 2010. Aquí podemos ver todavía con plenitud a Lemmy: su omnipresente bajo Rickenbacker, su look  de obscuro vaquero y su micrófono colocado por todo lo alto. Momento memorable sin lugar a dudas!!!





En lugar de lamentarnos por la muerte de Lemmy, sigamos su ejemplo y disfrutemos lo que la vida nos ofrece sin miramientos. Rompamos las cadenas y liberemos nuestros temores para alcanzar la plenitud total. No hay reglas, no hay límites... sólo rock n' roll!!


1 comentario:

  1. ¡Excelente! ¡Me cagué de la risa con tu descripción de su voz y cuando mencionaste que pretendió ayudar a Vicious a tocar mejor.

    ResponderEliminar