Páginas vistas en total

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Isaak : en la búsqueda de una fuente de inspiración



La imagen impacta indudablemente: un hombre barbado está siendo cortado en la cabeza por la santa muerte, lo que provoca una explosión de colores, una lobotomía que genera un cúmulo de ideas que brotan sin control de la mente humana. Al pie de la imagen encontramos a los responsables de este golpe directo a la atención: Isaak.

La banda italiana de stoner metal ha regresado a las andadas tras la publicación de su aclamado The longer, the beard, the harder, the sound de junio de 2013 por medio de la disquera de Scott Hillman, Small Stone Records. Ahora para el término de este 2015 nos encontramos con la sorpresa que el grupo originario de Génova nos presenta su segundo disco a través de Heavy Psych Sounds: Sermonize

Isaak se formó de la transformación sonora de Gandhi's Gunn, una banda de rock stoner de la línea ácida y fumada identificado por grandes introducciones instrumentales, mutando su estilo hacia un stoner mucho más denso, agresivo y directo en el estilo de bandas norteamericanas como Clutch, Queens of the Stone Age, Mos Generator y Red Fang. 

La formación de Isaak que grabó esta segunda placa contiene a Giacomo H. Boeduu en las vocales, Andrea Tabbi de Bernardi en la batería y coros, Francesco Raimondi en las guitarras y Massimo Perasso en el bajo. Sin embargo, el barbudo bajista decidió abandonar la banda antes de la publicación del nuevo disco, por lo que ha sido sustituido por Gabriele Carta.


Sermonize es un disco que busca establecer el sonido del grupo para colocarlo entre las más importantes de su estilo. Nuevamente bajo la dirección y mezcla de Mattia Cominotto, Isaak grabó esta placa en los estudios Greenfog y presentará el disco en formato de CD hasta febrero de 2016 de la mano de Small Stone Records. El arte del disco está realizado por Luca SoloMacello a partir de una imagen hecha por Richey Beckett, un ilustrador inglés que realiza carteles y portadas de discos para gente de la talla de Mastodont, Metallica, Baroness y Grateful Dead. 


La carta de presentación para el disco es su tercer corte: "Fountainhead", una energética rola que en su título contiene la idea de la portada del Sermonize. Sus líricas hablan de la búsqueda de inspiración, dejando a ésta todo el tiempo del autor en un intento de borrar su mente para crear algo totalmente nuevo. El artista ofrece una pantalla desierta, un vacío en su mente para encontrar en ella un fuego nuevo, una visión que vuele y le muestre un brillo distinto. Pateando el trasero a los pensamientos, se le da un giro a las palabras para regresar nuevamente a la composición. En búsqueda de un alimento a la imaginación, el artista encuentra lo que sería el absenta para Lord Byron y comienza a cabalgar su pluma como si de un banquete se tratara. Las palabras giran entorno de la mente y listo... ha terminado su obra.


La guitarra marca un riff que el resto de los instrumento siguen de manera salvaje. Dentro de la carrera melódica entra la desesperada voz de Giacomo que nos cuenta cómo desde las seis de la mañana se encuentra buscando las palabras que hablen sobre los problemas con la inspiración. El muro sono logrado entre la guitarra y el bajo es infranqueable, conciso y poderoso. El solo de Francesco llega intenso y preciso como si se tratara de un soplo, un recuerdo del rock desértico de la escena de Palm Springs, California. Intensidad encapsulada en cuatro maravillosos minutos de estruendo y potencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario