Páginas vistas en total

viernes, 13 de noviembre de 2015

Out of the Earth: viviendo como si no hubiera mañana


Cuando hablamos de Grecia nos vienen a la mente muchas cosas: un país del Mediterráneo, una importante civilización antigua, una nación con una gran deuda económica que sacudió la Unión Europea y las bolsas de valores de todo el mundo en los últimos años. Filosofía, Ciencia, Democracia y Reflexión. Sin embargo, cuando volteamos hacia su horizonte artístico, encontramos aquel lugar donde se concibieron las siete bellas artes y se cultiva el valor estético. La música no es la excepción, y dentro de gran explosión rockera que ha vivido Europa en lo que va del presente siglo, la república helénica no se ha quedado atrás.

Si penetramos las arenas del internet para buscar el rock griego, fácilmente podremos quedar atrapados en él. No sería exagerado hablar de una escena, que a pesar de su situación económica y social, se ha mantenido constante en cuanto la formación de bandas nuevas como en la publicación de materiales, la mayoría de ellos de manera independiente (por no decir propia, casera y autodidacta). Gracias a las redes tendidas en los medios electrónicos, el mundo ha tenido la posibilidad de acercarse al rock griego, y además, saber que existe un mercado importante ahí para que las bandas de otros países se animen a tocar.


Dentro del espectro creado alrededor del hard rock, psicodelia, rock desértico y stoner podemos mencionar a gente como 1000mods (reseña), Planet of Zeus, Nightstalker, Lord 13 (reseña) y  Lizardia entre otros más. En este contexto musical nos hemos encontrado con Out of the Earth, un power trío de una pequeña ciudad helénica que mezcla el rock stoner, el hard blues y el grunge en su álbum debut que logra fijar nuevamente la mirada en Grecia.

¿Pero quién carajos son estos tipos?

Lamía es una pequeña ciudad ubicada en la zona central de Grecia. Por su ubicación estratégica dentro del Golfo de Malia, esta antigua localidad fue punto importante dentro del proceso histórico de la nación helénica. Este lugar sufrió diversas invasiones, las cuales influyeron hasta en su nombre: romanos, francos, aragoneses, otomanos. Finalmente, ese espacio retomó su nombre original, del cual se ha debatido su origen.


Quizá la razón más cercana a la realidad sea que este lugar haya tomado su nombre de Lamia, aquel ser mitológico enraizado en el folclore europeo. Siendo hija de Poseidón, dios de los mares, Lamia encontró el amor con Zeus; pero por los atemorizantes celos de Hera, fue transformada en monstruo mientras sus hijos fueron asesinados. Ahora la tradición occidental dice que las “lamias” son seres seductores que asusta a los niños o, en una versión moderna, podrían ser comparadas con las vampiresas.

Más allá de las etimologías, Lamía y sus alrededores son más conocidos por una de las batallas que acontecieron ahí, aquella en la que el rey espartano Leónidas y sus 300 guerreros lucharon para detener la invasión persa comandada por el rey Jerjes. Esta historia se hizo muy conocida gracias a la película realizada por Zack Snyder, haciendo del dominio público esta leyenda de valentía, coraje y patriotismo. La batalla de las Termópilas es una muestra de orgullo y resistencia ante la amenaza, el engaño y lo irremediable.


Bajo este ambiente de historia y cultura nace Out of the Earth, una banda que imprime el sentir de unos jóvenes griegos que buscan a través de su música expresar los valores de su pueblo y mezclarlos con el lenguaje universal del rock. Fuerza, coraje y potencia se hacen sentir a cada nota mientras sacuden el alma de todo aquel que los escucha, logrando así su objetivo: transportar muestro cuerpo y nuestra mente fuera de los confines de este planeta.

Out of Earth está conformado por Thanos Vlachos, un guitarrista de barba cana y gran calidad que llena su sonido con distorsiones rasposas nacidas de su amplificador Orange, efectos wah que juegan con la imaginación y figuras que van más allá de las fronteras que podrían delimitar sus melodías. A pesar de la magia que sus dedos postran en cada nota, la atención no se centra en ello. Cuando se escuchan las primeras frases del track de apertura de su disco, nuestro recuerdo noventero se engancha en aquellas bandas grunge que Seattle acogió en aquella movida que volvió a recuperar al rock de la debacle ochentera. Thanos es el punto de encuentro entre el Chris Cornell de los discos clásicos de Soundgarden y el Eddie Vedder de las canciones más altas y agitadas de Pearl Jam.


El bajo eléctrico se encuentra a cargo de Stelios, quien en búsqueda de complementar la máquina sonora que es Thanos, logra imprimir en su instrumento profundidad, fuerza y certeza. En algunos momentos podemos sentir cómo sus notas se derriten bajo los influjos del fuzz, logrando que el recuerdo del rock desértico y su derivación stoner salga a flote.


Finalmente encontramos a Marios Papapavlou en la poderosa batería, una percusión que logra dotar de energía y ritmo a la pared sonora que logra la dupla Thanos-Stelios. La larga cabellera se suelta y se agita a cada golpe que se asienta sobre los tambores.


Gracias al sonido que han construido como power trio, Out of the Earth ha logrado alternar en los escenarios griegos con gente de la talla de Nightstalker, 1000Mods y Beggars; y por si fuera poco, grabar con sus propios recursos su álbum debut, una placa que requiere ser escuchada, disfrutada y repasada nuevamente.

El concepto

El primer disco de Out of Earth fue grabado de manera directa en los estudios Echokipos de Lamía, Grecia y publicado en agosto de 2015. La fuerza y el coraje que respiran a cada nota, a cada golpe y a cada instante. Con las voces trabajadas en el propio departamento del guitarrista de la banda, podemos escuchar a un grupo de rock con gran calidad que su potencia está en interpretación tomando como base las estructuras melódicas  que beben directamente del hard, rock, el blues, el rock desértico y del grunge.

Para que pudiera tener la calidad necesaria para salir a la venta, el grupo envió sus cintas para que fueran mezcladas y masterizadas a Thanasis Papaeftimiou. Redondeando la fuerza bruta de la banda que tienen tocando en vivo, este álbum debut nos muestra un pedazo del alma griega, aquella que no se deja vencer por nada y ante nadie.


Out of the Earth cumple la frase clásica del rey Leónidas de Molon labe (“Ven y tómalas”, expresión hecha por el guerrero persa ante la solicitud hecha por el ejército enemigo de entregar sus armas). Canción a canción escuchamos una lucha encarnizada por recuperar y mantener al yo contra todo, ya sea contra los sentimientos, la sociedad, la suerte, los deseos insanos y los placeres mundanos.

Un mundo lleno de incertidumbres se postra sobre el ser humano desprotegido ante las decisiones de los dioses y echado a su suerte. Lamias seductoras tientan al hombre desvalido para que finalmente muestren sus verdaderas y aterradoras intenciones. Personas encerradas en su moral lanzan miradas de repruebo y emiten juicios sumarios para reprimir a cualquiera que salga de la línea ética. ¿Dónde queda la individualidad del ser ante un círculo de circunstancias ajenas a su albedrío?


Este disco habla de la recuperación del ser como individualidad. Al intentar retomar su dominio propio, las consecuencias derivadas por sus decisiones serán únicamente suyas. Placeres, ideas, experiencias y sufrimientos serán completamente responsabilidad de quien las viva. No hay mañana, sólo existe el día de hoy.

Canción por canción

Need: Necesito algo que agite mi mundo y lo necesito ahora. El precio es alto para lograrlo y la suerte se ha alejado. Buena comida, hermosas mujeres y abundante bebida es lo que requiero. En bancarrota y hecho un desastre, será mejor seguir cantando esta tonada… La guitarra marca un riff de buen ritmo que juega sobre escalas en sus cuerdas. Entre la fortaleza de un robusto bajo y la batería completa la fuerza necesaria para hacer de esta canción una plegaria. Muy cercana al color de Eddie Vedder, la potente voz de Thanos expresa su anhelo con intensidad, pero cuando entra la guitarra haciendo su solo, la melodía se convierte en una necesidad. Al contrario de lo que podría esperarse de la rola por las figuras que se escuchan, su estructura termina siendo un hard blues “ad hoc” a su letra.

Out of the Earth: Quiero hacerte mía aquí y ahora. Besar, tocar, chupar y lamer. Quiero comerte pulgada a pulgada. Estoy saliendo de la Tierra y estoy tan excitado… Bajo un riff de guitarra, que a pesar de surgir obscuramente de los arreglos de guitarra de Tony Iommi de Black Sabbath, la velocidad nos hace cambiar la perspectiva. En esta rola, Thanos nos recuerda al Chris Cornell de los primeros discos de Soundgarden gracias a su fuerza, a las sílabas alargadas para reflejar intensidad y a la forma de entonar la melodía. Una letra llena de referencias sexuales que hacen de la rola una delicia. Un solo de guitarra ahogado en pedal wah nos despega de la tierra hacia la estratósfera, buscando en sí mismo cumplir el nombre de la canción, del álbum y de la propia banda.


Sinewave: Palabras dichas con anterioridad y ceños fruncidos se convierten en puñaladas en el corazón. La mente y el alma se ahogan en momentos agridulces, ya que la vida es como una onda: cuando estás en la cima de la cresta te encuentras fuerte, pero cuando estás hasta abajo del valle eres tan débil que no habrá lugar para esconderse de sí mismo. No hay razón para sentir arrepentimiento, lo hecho y hecho está y se ha ido. Así es la vida y ahora es momento de seguir adelante…. Un feedback nos trae a la mente una onda sonora que sube y baja hasta que las cuerdas dejan de vibrar. Los instrumentos rompen el plano y un blues en toda la extensión de la palabra nos sorprende La guitarra se desbarata mientras marca cada uno de sus acordes, dejando las notas sueltas al final de cada línea para que estas nos atrapen en su sentimiento. Thanos hacer explotar su guitarra con una colección de figuras que conforman el solo, hasta que con un nuevo feedback, el ritmo se agita y escuchamos un hard rock que nos trae a la memoria alguna melodía setentera y, apurados un poco, hasta de los primeros intentos del doom y heavy metal. Vale la pena resaltar como el bajo eléctrico de Stelios satura las bocinas mientras no deja de entonar la melodía final.

Mother nature: Gente feliz corre por aquí y por allá sin ninguna carga en sus corazones. Hermosas mujeres bailan por todos lados mientras en el aire se puede respirar la música y la naturaleza. Flores en el cabello y cuerpos desnudos se lanzan a la construcción de un nuevo mundo. Estos son los hijos de la Madre Naturaleza… Los acordes de la guitarra marcan un ritmo desértico que nos pone en la carretera y nos obliga a revisar el panorama a nuestro alrededor. Con una voz muy cercana a Eddie Vedder, escuchamos una letra totalmente sacada de la época hippie y el verano del amor de la Costa Oeste, aunque las guitarras distorsionadas nos sacuden y nos enfrentan con los ritmos nacidos en el desierto californiano. Como referente directo del final de los años sesenta, una guitarra psicodélica con pedal wah nos regala un mágico solo.


All mine: Un beso, un abrazo y un anzuelo. La única forma de salvarse es teniendo a aquella fresca flor de primavera. Totalmente prendido de la hermosa mujer, el hombre se siente como un rey cuando ella es totalmente suya… Blues de notas agresivas que marchan imponentes y seguras. Paso a paso va acechando a su presa hasta que la toma en sus brazos y la hace suya cuando llega al final de cada estrofa. El pie aprieta el pedal wah y un sentido solo de guitarra nacido de la más clásica escuela se deja escuchar insistente.

My way: Las miradas recaen sobre el extraño. Su forma de llevar su vida es mal vista, como si se tratara de un extraterrestre. Nunca estarán satisfechos porque siempre estarán pidiendo más. Nadie es perfecto, ¿pero cuándo tendremos la capacidad de entenderlo y dejar a los demás en paz con sus vidas?... Un bajo lento entona una melodía densa y aletargada, otorgándole un respiro a la velocidad que llevaba la placa. La guitarra sube la intensidad con feroces rasgueos distorsionados, logrando que la canción se impregne de coraje. Cuando Thanos toma su guitarra y comienza alguno solo, es muy difícil frenarlo gracias al sentimiento que fluye en cada figura. Hacia el final de la rola, la guitarra logra hacernos salir de la tierra al encerrarse en una nota insistente que entra en una burbuja por medio del pedal wah y que jamás saldrá de ella.


Last day: Viviendo cada día como si no hubiera mañana. Aburridos de disculpas y pretextos, mejor esperamos que se cierren las bocas y que las opiniones se vayan al carajo. Será mejor vivir a nuestra manera, a lo mejor, este día sea el último… Con un ritmo grunge nacido directamente de Seattle, esta rola enarbola la bandera posmodernista del “vive ahora y no dejes nada para mañana”. Como si se tratara de una rola de Pearl Jam, Out of the Earth se agita con un rock garage de solo de guitarra ahogado en wah y desenfadada actitud.

Crave: Algo extraño está pasando, como si todas las memorias regresaran y nos golpearan a la cara. Amor y odio terminan siendo diferentes caras de una misma moneda, abandonando al hombre sin saber qué debe sentir. Sólo queda el anhelo de que algún día conozcamos la respuesta correcta…Un guitarra muy funky comienza con su ritmo cortante, mientras un bajo la persigue en una agitada melodía que recuerda a Audioslave, que al entrar la voz de Thanos, el recuerdo por la banda conformada por los ex-integrantes de Rage Against the Machine y Chris Cornell es completo. El juego en la batería de Marios rompe con todo lo escuchado en el resto del disco, ya que termina compitiendo con sus golpes contra el muro sonoro de Thanos y Stelios. Una excelente rola para cerrar el disco, una explosión que logra volar por los aires todo lo que se encuentre a su paso.




Este es el álbum debut de los griegos Out of the Earth, 44 minutos de excelente rock que nos muestra lo que está sucediendo en Grecia. Este es el momento en que aquellos sonidos construidos por el rock están conformando una escena muy importante más allá de lo que podríamos imaginar. Hard blues, stoner y grunge para gozarlo a todo volumen…


2 comentarios:

  1. Que chingon Blog carnal! long live Rock N Roll!!! Aqui te dejo nuestro material, saludos desde Monterrey MX https://youtu.be/gR7HX3pUZ6Q

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos hasta Monterrey!! Me gustaría saber más de ustedes para compartir su música y para hacerla llegar a más lugares. Gracias por sus palabras!!

      Eliminar