Páginas vistas en total

martes, 20 de octubre de 2015

Ruby the Hatchet o cómo musicalizar ácidamente una película de terror.


Poco a poco hemos escuchado bandas las cuales tienen como voz principal la de una mujer. Tomando como referencia directa a los psicodélicos y obscuros Coven y a su rubia Jinx Dawson, muchas bandas han tomado el camino del rock que habla del terror, el ocultismo, la magia y el satanismo. Ahora sumándose a la larga lista donde encontramos a Blood Ceremony, Jex Thoth y Purson, hoy nos encontramos con Ruby the Hatchet.

Originarios de Pleasantville, New Jersey, esta banda se formó en el 2011 con la intención de crear rock con aquel sabor de las bandas de hard rock de principios de los setentas, donde la música fuera densa y el sonido fuera sucio. Con una pequeña pizca de doom al estilo sabbath y un poco de psicodelia ácida con recuerdo a Jefferson Airplane o Shocking Blue, Ruby the Hatchet comenzó a componer un puñado de canciones que fueron publicadas finalmente en su álbum debut de 2012 titulado Ouroboros
Fue así que la prensa especializada enfocó sus miradas a esta propuesta, que dentro de la ola de bandas del llamado "occult rock", presentaba un concepto más definido y completo. Como referencia del grupo, encontramos a Jillian Taylor, quien a pesar de no tener una voz espectacular, su presencia, su energía y sus líricas llenan de magia y misticismo. La fuerza rítmica se encuentra en el excéntrico Owen Steward, quien con una imagen cercana a John Bonham de Led Zeppelin, imprime potencia con su batería y acompaña con sus coros a Taylor. Las líneas melódicas están a cargo de la imaginación en la guitarra eléctrica de John Scarperia, quien no puede negar una influencia de Tony Iommi de Black Sabbath en sus riffs. El cuerpo y la densidad sonora está en el bajo de Mike Parise,  donde los tonos graves ayudan a recrear la atmósfera de las líricas del grupo. Finalmente, quien reviste las canciones es el órgano de Sean Huir, músico invitado y encargado de las grabaciones, imprime un sabor a psicodelia muy a la escuela de gente como Ray Manzarek de The Doors, Doug Ingle de Iron Butterfly e incluso Rod Argent de The Zombies.
Durante 2013 y 2014 grabaron varios canciones que formaron parte de singles y un EP titulado Eliminator, los cuales fueron recopilados por  Tee Pee Records junto que el album debut del grupo para ser publicados bajo el título de Aurum en febrero de 2015. Esta compilación fue presentada para acompañar al segundo disco oficial de Ruby The Hatchet, Valley of the snake, el cual contiene seis canciones que hablan de demonios, horrores y magia negra. Una de las canciones que fueron grabadas cuando la banda se conformó, fue nuevamente tratada en el estudio con la producción de Joe Boldizar en sus Retro City Studios en Germantown, Pennsylvania y que finalmente fue escogida para que sirviera de sencillo de la placa: "Vast acid".


Fieles a su forma de componer, los integrantes del grupo se metieron a su cuarto de ensayos para presentar riffs, líneas melódicas y ritmos para comenzar a improvisar sobre ellos hasta construir una estructura sobre la cual ir colocando las líricas que previamente Jillian Taylor escribe. Para "Vast acid", la vocalista compuso varias líneas que versaran sobre la sangrienta y criticada película de 1981 "Evil dead" del director Sam Raimi y que en América Latina se conoció como "El despertar del diablo", protagonizada por Bruce Campbell. 

Esta cinta trata sobre un grupo de jóvenes que decide pasar unos días en una cabaña abandonada en medio de una zona boscosa, pero su viaje comienza a convertirse en un horror debido al ataque de varios espíritus que rondan el lugar. Los chicos encuentran un extraño libro y una grabadora de carrete abierto en el lugar, en la cual escuchan al antiguo dueño de la casa relatar  sobre el "Naturon Demonto", conocido como el "Libro de los muertos", el cual está encuadernado con piel humana y escrito con sangre. Al recitar algunas líneas del texto, se invocan ciertos conjuros con los cuales demonios y fuerzas que vagan en el bosque resucitan y cobran vida. Es así como en el resto de la película se observan posesiones demoníacas, muertos vivientes y un atemorizante bosque embrujado.


Según la propia Jillian Taylor, ella comenzó a escribir la letra de la canción a través del consumo de drogas ácidas luego de ver la película, de ahí el título de la misma. Sin embargo, las líricas dan voz a los espíritus que cobran vida animada en el bosque como si se tratara de musicalizar la famosa escena de la película donde el bosque intenta violar a Cherly, una de las inocentes jóvenes que es interpretada por  Ellen Sandweiss: "Deseo penetrarte, quiero que caigas. En mi mente, tu tiempo está por terminar. Te voy a derribar y te quebrarás. La luna llena nos rodea en obscuridad y frío. El mal está adentro de todos nosotros y tomará todo lo que tienes para dejarte sin nada, sin nadie..."

"Vast acid" es una densa melodía de notas acompasadas donde los instrumentos están grabados de forma analógica y se escuchan unidos con la intención de crear un muro de sonido, la cual encuentra referencia directa a la música que hace Uncle Acid & the deadbeats (lo que los llevó a ser la banda abridora de ellos para la gira promocional de su último disco, The night creeper). El teclado toma un papel preponderante en la atmósfera ácida de la rola, al grado que Sean Hur se ha integrado como parte oficial de la banda y no como invitado. 


Para la promoción del sencillo, Ruby the Hatchet contó con la colaboración de Dave Barbaree para la dirección de un video que reflejara la fuerza de la canción y el sonido de la banda. Fue así que "Vast acid" se convirtió en un tributo a "Evil dead", una colección de imágenes que transportara a la banda a su lúgubre y sangrienta historia. El director del video retoma varios de los elementos característicos de la película original: la cámara en primer plano que representa a los espíritus malignos, los muertos vivientes, la sangre, la clásica escena de la entrada a la cabaña con la cabeza de un venado disecado, el uso de las cintas a través de un viejo reproductor de carrete abierto y el libro de los muertos quemándose en la chimenea.

De esta manera, los chicos de Ruby the Hatchet se convierten en aquellos jóvenes que viajan en camioneta para internarse en un mágico bosque y que deciden pasar la noche en una vieja cabaña abandonada. La rola se deja escuchar hasta que se le da play a una vieja grabadora de cassetes mientras la vagoneta se interna en los árboles. Poco a poco ocurren cosas sobrenaturales como extrañas sensaciones, una neblina misteriosa, ruidos extraños y posesiones demoniacas. Con un cierto toque de humor, observamos escenas de "Evil Dead" representadas por el grupo: la violación de la joven por los espíritus del bosques representada por el guitarrista, donde las ramas le entregan un extraño cigarro en lugar de atacarlo; el tecladista entra en la cabaña donde lo observa el venado disecado, Jillian comienza a tener una posesión mientras dibuja un reloj; la banda entra al sótano escondido debajo de la cabaña, encienden la reproductora de cintas de 4 tracks y cada uno de los integrantes se observa a sí mismos como muertos vivientes; la vocalista es caracterizada como el personaje de "Cherly" y comienza a perseguir la camioneta con los jóvenes hasta que es asesinada por el baterista con una pala, muy semejante al final de la cinta del 81.


Melodía hipnótica que poco nos va envolviendo con su penetrante teclado y el juego de voces de Jillian Taylor, tal y como si hubiera recibido en su cuerpo los espíritus malignos. Y de repente, un solo de guitarra reptante de John Scarperia hace acto de aparición sigilosamente hasta que toma el control de la canción. La batería no para de hacer cortes y remates mientras un insistente golpe de platillos nos sumerge dentro de la mística de la canción.




Ya en la grabación de este video podemos ver a Lake Muir, el nuevo bajista de Ruby the Hatchet, el cual sustituyó a Mike Parise tras cuatro años con la banda y la grabación de todo lo que les conocemos. Esto traerá cambios en el sonido de la banda, la cual regresará a los estudios una vez terminada la promoción del Valley of the snake junto con Uncle Acid, de quienes aprenderán mucho (como si no lo hubieran hecho ya...)



No hay comentarios:

Publicar un comentario