Páginas vistas en total

lunes, 3 de agosto de 2015

En versión lunática: "Evil", un clásico del heavy blues


Durante los años cincuenta, un grupo de músicos originarios de Chicago, Estados Unidos fueron construyendo una de las escenas musicales más importantes del siglo XX, siendo además ésta una de las más influyentes desde entonces. En el blues negro de Chicago podemos encontrar a gente como Muddy Watters, Willie Dixon, Howlin' Wolf, Koko Taylor, Buddy Guy, Slim Harpo, Elmore James, Otis Rush, Freddy King, Jimmy Reed y un largo etcétera. Derivado del blues del delta de Mississippi que tuvo su auge en la década de los años 20 y 30, esta generación de músicos de Chicago encontró en la "electrificación" de sus instrumentos una nueva forma expresar el sentimiento negro; además de poder grabar directamente en estudios profesionales como Bluebird, Chess, Cobra y Alligator.


Unos años después, ya en los años 60, los jóvenes blancos de Inglaterra tuvieron la oportunidad de escuchar los discos que se fueron grabando en Estados Unidos gracias a que los marinos norteamericanos traían los discos a los puertos ingleses, lo que abrió la posibilidad a que las estaciones radiofónicas piratas trasmitieran dicho género. Gente como The Beatles, The Rolling Stones, The Animals, The Zombies y The Yardbirds, y después Cream y Led Zeppelin bebieron directamente de esta música, haciendo sus propias versiones de las originales hasta ir moldeando lo que se conocería como hard blues. 


En un verdadero ejemplo de realimentación, la "ola inglesa" que inundó a los Estados Unidos hizo regresar la mirada de las bandas de rock norteamericanas a sus propias raíces, dándole oportunidad a los bluseros de Chicago de tener espacios para la difusión de su música y la posibilidad de re-editar las grabaciones hechas una década atrás con mejores posibilidades técnicas para la grabación y producción.

En el gran repertorio de clásicos del blues de Chicago, podemos encontrar uno que puede ejemplificar la historia arriba contada. En 1954, un grupo de músicos entraron a los Chess Records para grabar "Evil (is going on)", escrita por Willie Dixion, la cual aconseja que un hombre no debe ausentarse mucho de su hogar, ya que pueden pasar cosas "terribles". La sentencia queda dictada con la frase "You better watch your happy home".


Entre esos jóvenes negros se encontraban el propio Dixon en el bajo, Earl Phillips en la batería, Otis Spann en el piano, Hubert Sumlin y Jody Williams en las guitarras, y finalmente a Chester Burnett en la voz y la armónica, quien es más conocido por su nombre artístico de Howlin' Wolf. Una vez lanzada al mercado, no conoció el éxito hasta que fue incluída en el  disco recopilatorio  del propio Howlin' Wolf de 1959 llamado Moanin' in the moonlight. Los aullidos de Burnett juegan entre el tono grave original de su voz y el falsete exagerado que termina en una resonancia nasal. Gracias a su ritmo sincopado, la melodía da espacio suficiente para que el piano y la armónica se luzcan.


Sin embargo, para 1969 Howlin' Wolf decidió volver a grabar "Evil" bajo el sonido que estaba manejando con los autollamados "The Electric Niggers", su banda de acompañamiento de ese momento: un blues eléctrico con influencia del rock psicodélico. Para esta versión, podemos escuchar  un cambio radical en el arreglo musical con respecto a la original gracias al uso del pedal wah wah y el efecto fuzz, aunque se respeta la melodía clásica. Esta gración fue el último single de Burnette que llegó a las listas de popularidad, alcanzando el puesto 43 del Billboard R&B.


Muchas bandas han hecho versiones a este clásico del blues, pero la mayoría se han basado en la hecha por el propio Howlin' Wolf en su placa de 1969. En la larga lista podemos citar a gente como The Faces, Derek and the Dominos, Canned Heat, Steve Miller, Gary Moore y hasta Tom Jones (la cual es producida por Jack White). Para este blog rescataremos tres versiones que merecen la pena resaltar dentro de los ritmos que hemos presentamos aquí: Cactus (1971), Monster Magnet (1992) y Mad Shadow (2013).


Para su disco de 1971, Restrictions , la banda norteamericana Cactus decidió hacer su versión de "Evil" . En ella se puede escuchar la fuerza característica del grupo, y que en las presentaciones en vivo fue utilizada para que Carmine Appice hiciera la demostración de su gran técnica como baterista a través de un largo solo muy al estilo de Ginger Baker de Cream o John Bonham de Led Zeppelin. La guitarra wah de la última grabación de Burnette es cambiada por la guitarra distorsionada y pesada de Jim McCarty. Los juegos vocales de Howlin' Wolf son transformados en una fuerte y rasposa plegaria a través de la voz de Rusty Day. Finalmente, el bajo de Tim Bogert otorga una sólida base a la melodía pero que termina haciendo competencia a las figuras de las guitarras. 


Monster Magnet es una reconocida banda que tuvo sus mejores momentos a finales de los noventas que ha sido relacionada con el rock stoner al estilo que se hace en la costa este de los Estados Unidos. Esta etiqueta musical ha sido muy polémica con la banda, pero que gracias a la publicación de sus primeros tres discos, podemos comprender su cercanía con el concepto. Dentro de dicho sonido, podemos escuchar su versión a "Evil" que está incluída en el Superjudge de 1993, además de haber sido lanzada como sencillo. Aquí podemos escuchar a Dave Wyndorf buscando imitar la fuerza de la voz de Rusty Day, pero que termina encasillada en su forma de cantar como lo ha hecho durante de los 25 años de carrera del grupo. La guitarra de Ed Mundell sube la potencia de su pedal fuzz para hacer un viajado solo que hace despegar los pies del suelo. Joe Calandra en el bajo y Jon Kleiman terminan completando una de las mejores alineaciones de Monster Magnet que ha tenido en su historia, la cual hacia un hard rock por medio de los efectos sonoros del stoner de su momento.


Heavy blues es un disco de la banda canadiense Mad Shadow que fue publicado en marzo de 2013. Como lo dice su nombre, esta placa busca rescatar lo hecho por bandas setenteras como Humble Pie, Led Zeppelin, Cream, Rush, Deep Purple y Mott the Hoople. Gracias a la versión de Cactus a "Evil", Mad Shadow decide retomarla, pero al hacerlo termina mezclando la fuerza de la banda de Detroit y el hard blues de los primeros discos de Led Zeppelin. Erik Olufson calca la voz de Robert Plant (además de su imagen) para transportarnos a un rock fuerte de voz aguda y frases arrastradas como si éstas fueran recitadas. El solo de guitarra de Daniel James tiene toda la escuela de Jimmy Page: escalas pentatónicas que terminan en bending, figuras de tres posiciones que se repiten rápidamente y notas descendentes para cambiar de melodía. La batería de Cole George termina siendo un híbrido entre John Bonham y Carmine Appice, pero que en la producción y masterización del material, queda debiendo en los tonos graves de los tambores. 


2 comentarios: