Páginas vistas en total

miércoles, 26 de agosto de 2015

"Astral sabbat" de Jess and the Ancient Ones: un paso hacia adelante dando uno hacia atrás


Dentro de la serie de bandas que han retomado el rock psicodélico de finales de los años sesentas y lo han mezclado con letras obscuras y místicas como lo hicieran las bandas de hard rock setenteras, encontramos varios grupos que no sólo se han caracterizado por ello, sino porque además han colocado a mujeres al frente como vocalistas e imagen principal. Entre ellas se han destacado Blood Ceremony de Canadá, The Oath de Alemania y Suecia, The Devil's Blood de Holanda o Purson de Inglaterra, cada una con su sonido muy definido y una legión de fieles seguidores. Hoy queremos presentar a otra banda que durante los últimos años han ido conformado su estilo y creando un espacio dentro de este espectro sonoro: Jess and the Ancient Ones.

Originarios de la pequeña ciudad de Kuopio, Finlandia, esta banda se formó como proyecto en paralelo de Thomas Corpse y Antti Boman, quienes forman parte de las bandas de death y trash metal Deathchain, Demilich y Winterwolf.  La idea de Corpse y Boman era crear un grupo que pudiera recuperar el sonido de las bandas de hard rock setentero que a ellos les gustaba, pero que se encontraban alejados del metal que han tocado en sus grupos. Es así que invitaron para esta idea al otro guitarrista de Deathchain, Thomas "Cult" Fiend, y Boman tomó la guitarra de acompañamiento, además de cambiarse el nombre por el de Von Stroh. 


A toda esta experiencia de la escena metalera de Finlandia, se unió la juventud de tres nuevos valores que compartieran ese gusto por la ola vintage que ha azotada la Europa de Escandinavia. Abraham en los teclados, Yussuf en la batería y Jess en las vocales, una chica con un color de voz que mezcla la fuerza e intensidad de Grace Slick de Jefferson Airplane y la melodía de Mariska Veres de Shocking Blue. Publicaron su primer álbum en el 2012, el cual cobra factura por los orígenes metaleros de los integrantes de la banda y que termina siendo comparado con el sonido de bandas como Therion o Nightwish debido al uso de los sintetizadores. 


Sin embargo, Jess and the Ancient Ones publicaron durante 2013 un EP que lleva como título Astral Sabbat. Con tan solo tres canciones, la banda encontró su sonido gracias a echar la mirada hacia atrás y la búsqueda de construir un sonido realmente retro, mágico, obscuro y hasta psicodélico. Los sintetizadores criticados del primer álbum fueron cambiados por teclados y órganos bajo la estética ácida de las bandas sesenteras. Bajo la producción del sueco Tore Stjerna realizada en su Necromorbus Studio y quien a trabajado con gente de la talla de Watain, Arctic Frost y los propios Deathchain, la banda logró un equilibrio entre su pasado metalero y su deseo por construir un audio que trasladara hacia el hard rock pesado y lisérgico. Publicado y distribuido por Svart Records, marca filandesa que ha dado lugar al rock vintage a gente como Brutus, Astral Sabbat se colocó rápidamente en los medios electrónicos.


De dicho EP se desprendió como single la propia "Astral Sabbat", una rola mística que en su combinación de teclado y guitarras distorsionadas nos transporta a la magia psicodélica. Uno no puede evitar mover la cabeza al ritmo pegajoso mientras una extraña sensación de misterio y obscuridad nos arrastra poco a poco hasta dejarnos en un abismo sin final. Las escalas suben y bajan mientras el riff se ahoga en un fuerte viaje ácido. En algunos momentos se deja oír una guitarra llena de fuzz que nos recuerda esas viejas películas de serie b y que el rock surf usó como estandarte de su género a principios de los sesenta. Por si fuera poco, un tétrico órgano distorsionado logra que nuestros pies dejen la tierra mientras el bajo nos encadena al piso con su marcada melodía.


En perfecta armonía con la música y su logrado escape mental, las líricas nos hablan de un viaje a través de la obscuridad. Comparando el universo y el mundo de los sueños, entramos en un mundo desconocido donde las almas colisionan entre los astros sus secretos nombres. Las estrellas bailan como si de un aquelarre se tratara alrededor del caos y del vacío total. Ante nuestra absorta mirada, todo es devorado por este agujero negro y sólo se escucha el eco del final. Mientras observamos la danza de las estrellas devoradas por su propio fuego, Lucifer, el rey de los sueños, hace su acto de aparición. Ante la nada, sólo la muerte quedará para mirar el espectáculo final.


Entre el aquelarre estelar y la psicodelia que genera fuertes viajes lisérgico, Jess and the Ancient Ones logra transportarnos a su místico universo que con el esfuerzo y el trabajo sonoro que han construido, que sin lugar a dudas, ha alcanzado su cenit gracias a este EP. Les dejamos a continuación el video de más de seis minutos con este escape que seguramente los atraerá a su campo gravitacional del cual será imposible escapar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario