Páginas vistas en total

lunes, 8 de junio de 2015

En versión lunática: "Paranoid" a través de un viaje ácido


Sin lugar a dudas Black Sabbath ha servido de inspiración para muchas bandas desde que se formó en 1970. Al retomar el blues electrificado que se gestaba en Inglaterra a finales de los sesenta, Black Sabbath formó parte de los grupos que sentaron las bases del naciente heavy metal. Notas de tonalidad grave gracias a su afinación en Mi bemol y obscuras letras con olor a satanismo y muerte son la marca de la casa. 

Del segundo disco de la banda, se publicó como sencillo la rola que daba el nombre a la placa: Paranoid. Canción de ritmo marcado, melodía pegajosa y pequeña duración que permitió que Black Sabbath se escuchara en las estaciones de radio. Cuenta la leyenda que durante un "break" de las  sesiones de grabación, Tony Iommi se quedó en el estudio tocando su guitarra hasta que encontró un riff que le convenciera. Unos momentos antes, Rodger Bain, productor del disco, había comentado al grupo que era necesario que montaran una pequeña canción más, debido a que el tiempo total para la placa no sería el suficiente para lo que requería la discográfica. Al no tener una grabadora en ese momento, Iommi se quedó tocando el riff hasta que regresaran sus compañeros para que no se le olvidara la figura. 

Al regresar el grupo al estudio, escucharon el riff y decidieron armar la canción, mientras Ozzy Osbourne cantaba lo primero que se le venía a la mente. Ya con la estructura musical armada y la melodía hecha, Geezer Butler , bajista de la banda y principal letrista, arregló las líricas para que encajara en el estilo de la banda. Una historia sobre un enfermo mental que habla su desesperación existencial y su inconformidad con la vida.


En varias entrevistas durante su carrera, Iommi ha aceptado la influencia que la guitarra de Jimmy Page en los dos primeros discos de Led Zeppelin en su forma de crear riffs para las melodías de Black Sabbath. Sin lugar a dudas, Paranoid en una de las rolas más zeppelin de su discografía. La figura de la guitarra en la rola de  Black Sabbath es casi idéntica que la de Comunication breakdown del primer disco de Zeppelin, sólo que en la versión de Iommi, la última figura está colocada en las cuerdas de abajo a diferencia de la de Page, con las cuerdas arriba (E-D-G contra E-D-A). Led Zeppelin siempre se acercó hacia lo místico y lo espiritual (hacia arriba), mientras que Black Sabbath mantuvo su visión hacia lo obscuro y lo satánico (hacia abajo). 


Dentro de la explosión musical de principios de los años setentas, Japón se convirtió en un mercado muy importante para los grupos, y especialmente, para las bandas de hard rock como Led Zeppelin, Deep Purple y Black Sabbath. Sin embargo, no sólo Japón recibió este género de manera pasiva, sino poco a poco se fue creando una escena musical que interpretaba las canciones de sus bandas favoritas, sino que componían rolas bajo los esquemas melódicos de dichas bandas. Dentro de esta generación de bandas podemos rescatar a Yuya Uchida and the Flowers y su transformación a Flower Travellin' Band.

Sin embargo, dentro del resurgimiento del hard rock y el movimiento revival en el inicio del siglo XIX, dentro de la escena japonesa podemos rescatar lo hecho por Kawabata Makoto y su Acid Mothers Temple: un excelente guitarrista que ha creado un sonido que fusiona el hard rock de principios de los setentas con la experimentación psicodélica, el space rock de corte progresivo y la improvisación del free jazz. 


Rodeado de diferentes músicos, Makoto a reencarnado a su Acid Mothers Temple según la tendencia musical que busca alcanzar. A partir de 2013, la banda se transformó en Space Paranoid, una versión del grupo orientada en tributar a Black Sabbath. La intención de Makoto es de dotar a la obra de los de Birmingham, Inglaterra un sabor psicodélico que permita la exploración y la improvisación musical que jamás tuvo la banda en sus presentaciones en vivo. Bajo este concepto, la banda crea canciones bajo los primeros conceptos musicales de Sabbath de blues denso y obscuro para fusionarlo con los viajes sonoros del space rock.


Obviamente, Acid Mothers Temple tendría que tocar covers de la banda que servía de punto de partida para este concepto, tomando a Paranoid como botón de muestra. Una versión que canta todas las estrofas de la original de manera corrida, para dejar al final un original solo de guitarra que permita ser el pretexto para un viaje espacial y muy ácido. Efectos sonoros siderales, una perdida voz llena de fuzz y un explosivo solo de guitarra que permite explayar a Makoto en toda su capacidad. Junto al líder,  Acid Mothers Temple & Space Paranoid se compone de Tabata Mitsuru en la voz (¿escribí voz?) y bajo, Okano Futoshi en la batería e Higashi Hiroshi en los sintetizadores y efectos de sonido.

Incluído en el Black Magic Satori del 2013, les dejamos la versión ácida y espacial de Paranoid, un viaje de cinco minutos de la mano de la guitarra de Kawabata Makoto y su Acid Mothers Temple.


No hay comentarios:

Publicar un comentario