Páginas vistas en total

miércoles, 10 de junio de 2015

"61 SG" de Wedge: rock revival al estilo alemán


Con la ola de bandas de rock vintage que han azotado en Europa, Alemania no se ha escapado de la inundación. Desde 2010, poco a poco se ha formado una escena de heavy psych en la ciudad de Berlín, donde podemos encontrar a grupos como Kadavar (con una ácida mezcla entre Black Sabbath y el sonido cósmico del Krautrock) o Heat (con una herencia innegable a las guitarras dobles estilo Thin Lizzy).

Nacidos también en la capital alemana, a finales del 2014 conocimos a Wedge gracias a la publicación de su primera placa a través de Heavy Psych Sound Records. Tal ha sido el éxito del disco que gracias a él se han convertido en la banda abridora de la banda americana Orchid en Europa junto con Blues Pills, lo que nos da una idea clara a lo que suena el grupo.


Wedge está conformado por Kiryk Drewinsky en las vocales y guitarras, Holger "The Holg" Grosser en la batería y David Götz en el bajo y los teclados. En otras palabras, este grupo es un power trío y se puede notar en el disco y en los escasos videos que se comienzan a colgar en la red. Aquí se degusta el sabor a bandas de pop psicodélico de finales de los 60 y al poder del hard rock de principios de los 70. Guitarras Gibson llenas de rápidos solos, un bajo lleno de fuzz amplificado por medio de Ampeg, teclados de atmósferas mágicas y baterías que galopan desbocadas.


De dicho álbum se desprende el sencillo '61 SG, una oda a la guitarra Gibson SG de Kiryk, la cual es adorada como si fuera la mujer perfecta. Pero no sólo es eso esta canción, es un tributo al sonido de una época dorada para el hard rock,

El timbre de la entrada se deja escuchar. Abrimos la puerta y vemos que nos han dejado de manera anónima el acetato de la banda. Prendemos el tocadiscos y colocamos la aguja sobre el LP. En unestante se asoman las portadas de Vanilla Fudge, Cream, Grand Funk Railroad, The Beatles, Uriah Heep, The Trip y Black Sabbath. Un poderoso bajo nos satura las bocinas y una clásica cámara Nikon sirve como arama para perseguir a escondidas a una bella dama. El ritmo se acelera y la persecusión nos lleva a un pequeño bar donde vemos tocando a Wedge. Unos tragos de alcohol directos y comienza la explosión de una guitarra llena de pedal wah y fuzz. Un cuarto obscuro y químicos nos ayudan a revelar las imágenes tomadas: fotografías y fotografías de una preciosa guitarra Gibson SG modelo 61. 

Aquí está el video de la rola, un combo lleno de guitarrazos y velocidad que seguramente nos hará mover la patita y agitar las melenas... 
PD. Por cierto, tengan paciencia y guarden unos segundo al termino de la música para que descubran quien dejó el LP en la puerta!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario