Páginas vistas en total

viernes, 8 de mayo de 2015

Mother of God y su "Black ocean"



Viviendo entre sombras, en medio de la obscuridad. El camino es sólo una pendiente hacia abajo. Cierras los ojos y comienzas a reflexionar sobre tu alma. No existe una solución, todo terminará contigo. Este es el negro océano.

Aquí está la madre de Dios, aquí está la que trajo al mundo al hijo del creador. Ella es la puerta hacia este plano de la realidad donde nos encontramos. Ella es el puente entre lo mágico y lo supremo hacia lo vulgar y lo bajo. Aquí es donde se encuentra el hombre. Un lugar de penas, de dolor, de sufrimiento, de pecado, de muerte. No es una pesadilla, es el mundo de la vigilia.  


Mother of God es una banda de Suecia que toca una mezcla entre rock stoner y grunge, que al añadir una pizca de imaginación ácida heredada de lo más duro de la psicodelia y unos cuantos miligramos de metal y heavy rock retro, encuentra la amalgama para su sonido y para su concepto: el encuentro del hombre y su dios en un mundo terrenal, un lugar donde la madre naturaleza es la que manda y el ser humano se encuentra desprovisto de soporte y que sólo tiene su imaginación y sus esfuerzos.

La banda está formada por Daniel Nygren en la voz y guitarra de acompañamiento, Carl Lindblad en el bajo, Jimmi Hurtig en la bateria y Johan Kvastegard en la guitarra principal, éste ultimo, ex miembro de la banda de death metal Spasmodic y que tiene como proyecto alterno a Disrupted, otra banda de death metal junto con el baterista Jimmi Hurtig.
Black ocean es un single editado enero de 2014, una rola sacada para mantener a Mother of God en activo tras su genial Anthropos de 2013. Por desgracia, esta canción sólo fue publicada en formato de vinil de tan sólo 350 copias. Afortunadamente, la rola se puede disfrutar a través del video promocional que hicieron rodar en los canales de video por internet.


Se escucha girar el carrete de una cinta de Super 8 y las imágenes difusas se postran sobre la pared. Se abre una puerta y encontramos a la banda tocando sobre un obscuro escenario. Un redoble de bateria da el banderazo de salida y escuchamos a todos los instrumentos juntos en un riff que nos hace llamar nuestra atención. La voz grungera de Daniel Nygren entra bajo una melodía que trae dolor y queja sobre sus hombros. Las guitarras juegan con figuras que mezclan distorsiones stoners y efectos sonoros robados del metal. En su puente musical, el ritmo desciende hacia un stoner más clásico, pero ello sólo sirve para dar empuje a los juegos melódicos y los remates de una batería que no frena. 


Aquí tienen el video de Black ocean, en lo que esperamos que estos suecos se animan ha grabar algo nuevo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario